El Economista - 70 años
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 13°C
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 13°C
Alivio fiscal

Blanqueo para la construcción: se promulgó la ley que prorroga su vigencia

Semanas atrás el Senado de la Nación había aprobado esta iniciativa impulsada por el ministro de Economía, Sergio Massa

Se busca llegar a 450.000 trabajadores registrados y a más de 1.500.000 de metros cuadrados construidos
Se busca llegar a 450.000 trabajadores registrados y a más de 1.500.000 de metros cuadrados construidos
22-08-2022
Compartir

La prórroga del régimen de alivio fiscal para la construcción que se promulgó este lunes estará vigente por el plazo de un año con beneficios para alentar el blanqueo de capitales destinados a la construcción en obras nuevas o con un avance no mayor al 50%.

La medida busca activar de manera específica al sector de la construcción con incentivos impositivos para quienes declaren bienes, e incluye parte del programa “Puente al empleo”, una iniciativa que tiene como objetivo convertir 200.000 planes sociales en trabajo formal.

Al encabezar un acto en San Fernando, el ministro de Economía, Sergio Massa, adelantó que la cartera y la Administración Federal de Ingresos Públicos darán a conocer en estos días los detalles de la reglamentación de la prórroga.

Asimismo, afirmó que "el primer objetivo es transformar el ahorro dormido, que muchas veces no está blanqueado frente al fisco, en inversión y trabajo, transformar esos pequeños ahorros de pesos o dólares, que muchas veces los argentinos guardan frente a la incertidumbre, frente a la desconfianza". 

"Les planteamos con mucha claridad que los trasformen en trabajo, en producción, pero sobre todo en un bien que les permita preservar el valor y construir futuro entre sus propias generaciones familiares; es mucho más fácil ahorrar en valor ladrillo que andar pasando de generación en generación operaciones financieras, mucho más cuando se trata de un sector que es madre de industrias", agregó el ministro.

  • La normativa tiene como objetivo promover el desarrollo de proyectos inmobiliarios realizados en el territorio nacional y estipula que la inversión debe destinarse a obras privadas nuevas. El régimen contempla aquellas que, al momento de entrada en vigencia de la ley, tengan un avance inferior al 50% de la obra.

Sobre la base del esquema previsto, el blanqueo para la construcción contempla una alícuota progresiva de acuerdo a los plazos en los que se ingrese.

Para los bienes ingresados desde la fecha de entrada en vigencia de esta ley y hasta transcurrido el plazo de 90 días corridos, la alícuota que deberán tributar será del 5%; para los ingresados desde el día siguiente de vencido el primer plazo y hasta transcurrido otros 90 días, la tasa será del 10%.

En tanto, los declarados desde el día siguiente de vencido el segundo plazo y hasta transcurrido 180 días corridos, abonarán una alícuota del 20%.

Aprobada a comienzos de 2021, la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda buscó impulsar el desarrollo del sector, muy afectado por la pandemia de coronavirus, recuperar puestos de trabajo perdidos y lograr mayor oferta de viviendas.

Al respecto, Massa dijo que "hoy estamos en un número que nos hace sentir orgullosos, 430 mil trabajos registrados de la construcción", de los cuales hay "mucho explicado en inversión pública" pero "mucho también explicado a partir del riesgo empresario".

También hizo un llamado al sector para que este año se logre llegar a 450.000 trabajadores registrados y a más de 1.500.000 de metros cuadrados construidos en cada una de las jurisdicciones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés