El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Autos: China avanza

Primera fábrica en la UE.

24-02-2012
Compartir

La empresa autormotriz china Great Wall Motor se convirtió esta semana en la primera firma china de este rubro en tener una planta de ensamblaje en la Unión Europea (UE). Más precisamente en Bahovitsa, Bulgaria. La idea de la empresa en ensamblar modelos enteros en la fábrica en los próximos años y, desde allí, abastecer al mercado europeo.  En los próximos años, la fábrica emplearía más de 2,000 trabjadores y produciría unos 50.000 unidades anualmente.

Bulgaria es uno de los países más pobres.  Los sueldos son bajos y la presión impositiva también.   Para algunos, esto demuestra que la pérdida de competitividad de China ha sido tal que ahora es más competitivo para las empresas chinas ensamblar en Bulgaria.  Para otros, forma parte de una estrategia de internacionalización de las empresas chinas.  Enfocadas en el mercado europeo que, pese a la crisis actual, es un gran demandante de automóviles.  Como lo hicieron las automotrices japonesas y coreanas en su momento, los chinos creen que es su época.

La implantación que logren los autos de Great Wall Motor dependerá de varios factores, desde la calidad y el servicio post-venta hasta la seguridad, la estética y el precio.  En este último ítem los chinos sacan una ventaja por el bajo precio de sus automóviles, relativo a modelos similares de otras marcas.

Por último, también influye el hecho de que el mercado chino no pasa por un buen momento. Según la Asociación China de Productores de Autmóviles (CAAM, en inglés), las ventas en China cayeron 26,3% interanual en enero y la producción, 27,4%. Por ende, abrir mercados en el exterior es una pieza fundamental.

Otra empresa china, Geely, compró a la sueca Volvo en el 2010 por un monto de U$s 1.800 millones.  Volvo, creada en 1927, es comprada por Geely, una empresa china que nació en 2002. La tendencia es clara.  En tanto, la Nº1, la estatal Chery, se asoció con la italiana DR Motor y compró una planta que le pertenecía a Fiat en Sicilia, Italia.  Como dato de color, Chery también equipó una estación policial en Belgrado, Serbia, siendo la primera vez que una empresa china lograba ese hito en un país europeo. Otros negocios fallaron: en el pico de la crisis, General Motors se negó a venderle Opel a una empresa china, al igual que hizo con la firma Saab.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés