El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C
Icono

Galmarini, símbolo y emblema de Tigre, tuvo feliz despedida en Victoria

Pato debutó en la Primera División del Matador con el equipo en la Primera B Metropolitana, allá por el 2002

El Patito jugó 393 partidos en CAT
El Patito jugó 393 partidos en CAT https://twitter.com/catigreoficial
24 octubre de 2022

El marcador de punta Martín Galmarini, símbolo, capitán y emblema de Tigre, tuvo esta noche una feliz despedida del fútbol profesional en el partido que el Matador animó con Arsenal, por la última fecha del torneo de la Liga Profesional (LPF) en el estadio José Dellagiovanna de la barriada bonaerense de Victoria.

Tal como estaba predeterminado, en el minuto 8 de partido, el histórico jugador, de 40 años, dejó su lugar en el campo y fue sustituido por el paraguayo Blas Armoa, en medio de un recital de aplausos y gritos, con muchas gargantas enrojecidas por el esfuerzo, que premiaron una identificación con el club, casi sin parangón.

Saludado por sus compañeros, el director técnico Diego Martínez, hasta alguno de sus ocasionales rivales de la jornada y el árbitro Patricio Loustau, el también volante por derecha vivió sus últimos minutos como profesional entre lágrimas que cambiaron a anchas sonrisas, cuando fue sustituido.

Porque Galmarini no sólo resultó el futbolista con mayor cantidad de partidos en la historia de la institución del norte de Gran Buenos Aires (393) sino también es el que más ascensos logró (3) a lo largo de sus dos décadas de trayectoria.

20 años desde el debut

Pato, hijo de Fernando (un histórico dirigente del peronismo que fue Secretario de Deportes en el gobierno de Carlos Menem) y hermano de Malena (actual presidenta del directorio de Agua y Saneamientos Argentinos), debutó en la Primera División del Matador con el equipo en la Primera B Metropolitana, allá por octubre de 2002 en un partido con Atlanta.

Galmarini vivió casi toda su trayectoria profesional en Tigre, a excepción de un período en River Plate (2008-2010) y otro más en el Atlante de México (2013-2014).

Con el club bonaerense, el futbolista integró los planteles que ascendieron al Nacional B (2004-2005, con Ricardo Caruso Lombardi como DT) y a Primera División (2007, con Diego Cagna; y 2021, con Diego Martínez).

Además, el lateral-volante también resultó componente del equipo que alcanzó el único título del club en la era profesional: la Copa de la Superliga 2019, en aquella recordada final con Boca Juniors (2-0) en el estadio Mario Kempes, de Córdoba.

Galmarini encabeza largamente la lista de los futbolistas que más partidos disputaron con la casaca azul y roja del elenco de Victoria, aventajando a Pedro Pellegata (360), Edgardo Paruzzo (345), Adolfo Heisinger (342) y Juan Carlos Blengio (335).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés