El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 14°C
¿Cuál es su precio?

Venden el auto particular favorito de Ayrton Senna

A 30 años de la muerte del ídolo, un coleccionista británico decidió desprenderse del Honda NSX rojo que el tricampeón de F1 amaba.

El Honda NSX preferido por Senna está a la venta.
El Honda NSX preferido por Senna está a la venta.
25 abril de 2024

A pocos días de cumplirse 30 de la muerte de Ayrton Senna se conoce la noticia de la venta del auto que tantas satisfacciones le dio y que sin dudas era su favorito.

Un coleccionista británico decidió desprenderse del Honda NSX rojo que el tri-campeón de Fórmula 1 amaba, con el que se fotografió lavándolo con una manguera -como haría cualquier un domingo- y en el que se lo vio alguna vez llegar al paddock de la Máxima.

Senna llegando a un Gran Premio de Fórmula 1 en su NSX rojo.
Senna llegando a un Gran Premio de Fórmula 1 en su NSX rojo.

Si bien se trata de un auto deportivo que cuando fue lanzado pretendió disputarle mercado a modelos similares de marcas italianas, los precios para este modelo rondan los 100.000 euros, pero tratándose de que perteneció al ídolo brasileño su valor es significativamente mayor.

Lo curioso es que su propietario, de nombre Robert McFagan, optó por publicarlo en un sitio de clasificados (AutoTrade) en lugar de dárselo a alguna casa de subastas de vehículos clásicos, como se suele hacer en estos casos. 

"Compré el auto en 2013 durante un viaje a Algarve (Portugal), y lo tengo desde entonces, donde se encuentra con orgullo en mi propiedad en East Sussex", declaró McFagan.

En las fotos que comparte en su cuenta de Instagram se lo puede ver manejándolo, estacionado en su garage e incluso el día que lo vio a la venta, dentro del salón de la concesionaria portuguesa. También hay varias imágenes del NSX siendo usado por Senna.

El auto está como salido de fábrica y su dueño pretende 500.000 libras por él.
El auto está como salido de fábrica y su dueño pretende 500.000 libras por él.

El Honda NSX de Ayrton (chasis #T000233) -considerado por muchos como el mejor piloto de la historia- había sido exhibido públicamente por última vez en 2019 en Imola, como parte del 25 aniversario de su trágica muerte. 

McFagan pretende venderlo por 500.000 libras británicas (unos US$ 622.000) y su intención es exhibirlo por última vez en la Exposición Senna que tendrá lugar en Silverstone, en agosto, y que su nuevo dueño se lo lleve tras ella.

A pesar de que es de 1991, su odómetro marca que tiene 62.925 km y a juzgar por las fotos publicadas, permanece intacto, tal como salió de fábrica.

Un auto que lleva el ADN de Senna

La particularidad mayor del Honda NSX es que el propio Ayrton Senna ayudó a su desarrollo. En su etapa como piloto del equipo McLaren-Honda contribuyó con el departamento de ingeniería de la marca para asegurarse de que este modelo entregara sensaciones bien deportivas a todo aquel que lo comprara.

Los nipones, grandes admiradores del brasileño, optaron por diseñarlo con mucha influencia de la aeronáutica para lograr un centro de gravedad bajo y la menor resistencia al viento posible (su Cx es de 0.32). El área de diseño, a cargo de Nobuhiko Kawamoto y Ken Okuyama, introdujo soluciones tomadas del F-16.

A su vez, sus líneas están inspiradas en el concept car HP-X ((Honda Pininfarina Xperimental) creado por Pininfarina, el cual fue presentado en el Salón de Torino de 1984.

Una de las fotos más recordadas de Ayrton Senna, lavando su Honda.
Una de las fotos más recordadas de Ayrton Senna, lavando su Honda.

La historia cuenta que la primera vez que lo manejó, Senna no quedó nada conforme y sugirió que el chasis debía ser reforzado porque lo notó endeble. Honda puso manos a la obra y así dio vida al primer auto producido en serie construido con una carrocería monocasco íntegramente de aluminio dotándolo de la rigidez torsional necesaria para quien decidiera pisarlo a fondo en una pista.

Contaba con tracción trasera y originalmente con caja manual de quinta, aunque también se vendió con caja automática de cuatro velocidades y hubo una tanda con caja manual de sexta.

Lo dotó de un motor V6 de 3 litros aspirado -ubicado en la parte trasera central- que entregaba apenas 274 cv pero que por su peso reducido le permitía hacer el 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima nada despreciable de 265 km/h.

Así está actualmente el interior del auto que perteneció al ídolo brasileño.
Así está actualmente el interior del auto que perteneció al ídolo brasileño.

La sigla NSX hace referencia a la abreviatura de New Sport eXperimental, y desde su mismísimo lanzamiento (y más aún sabiendo quién estuvo involucrado en su desarrollo) fue considerado el anti-Ferrari. 

Se lo presentó oficialmente en el Salón del Automóvil de Tokio de 1989 y debutó en 1990; se fabricaron 18.685 unidades hasta 2005 y en Estados Unidos se lo comercializó bajo la marca Acura.

Como parte del acuerdo, Ayrton Senna recibió tres ejemplares del NSX, el rojo que se vende ahora y dos de color negro. Uno de ellos está en San Pablo, en poder de su familia, y el otro (chasis #T000999) salió a subasta en 2014, y había sido adquirido por Antonio Carlos de Almeida Braga, quien fue el mentor del brasileño.

Oportunamente lo publicó la casa Iconic Auction bajo el número de lote 332 pero curiosamente esta unidad con apenas 62.400 km no encontró comprador. De Almeida Braga murió en 2021 y se desconoce el paradero de ese ejemplar.

En 2014 salió a subasta uno de los dos Honda NSX de color negro que tuvo Ayrton pero no encontró comprador.
En 2014 salió a subasta uno de los dos Honda NSX de color negro que tuvo Ayrton pero no encontró comprador.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés