El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 13°C
Ya es oficial

Conflicto: Europa anunció que impondrá aranceles a los autos eléctricos chinos

Lo comunicó este miércoles la Comisión Europea tras confeccionar un informe que determinó el impacto comercial que tiene importar este tipo de vehículos. China respondió con un pedido de corregir de inmediato esas "prácticas erróneas".

Conflicto: Europa anunció que impondrá aranceles a los autos eléctricos chinos
Sergio Cutuli 12 junio de 2024

La CE (Comisión Europea) le comunicó este miércoles a China su intención de imponer aranceles de hasta 38,1% a la importación de vehículos eléctricos desde el gigante asiático, y el Ministerio de Comercio de China respondió con un llamado a corregir de inmediato sus "prácticas erróneas" y abordar adecuadamente las fricciones económicas y comerciales a través del diálogo y la consulta,

Lo que se concretó hoy no fue más que la confirmación de lo que todos suponíamos desde octubre del año pasado, cuando la UE (Unión Europea) inició una investigación para determinar el impacto que tiene en su industria la importación de este tipo de vehículos, algo que se multiplicó en los últimos meses. 

¿Por qué se sabía el final de la historia? Porque por un lado está la presión de los fabricantes que defienden sus fuentes de trabajo y no logran vender sus productos (por no tener aún precios atractivos ni aún subsidiados) y por el otro está el antecedente de Estados Unidos, que puso una barrera arancelaria a autos eléctricos y baterías chinas.

Según la CE, los vehículos chinos tienen una penetración del 8% en el mercado comunitario -que podría duplicarse hasta el 15 % en 2025 de continuar al mismo ritmo- y cuestan un 20% más baratos que los europeos. 

Margaritis Schinas, vicepresidenta del Colegio de Comisarios de la CE, declaró que la investigación demostró que hay "desventaja ilegal" que "daña" al sector del auto eléctrico europeo.

¿Cuánto deberán pagar los chinos para vender sus autos eléctricos en Europa?

Lo que anunció la CE no es homogéneo sino que varía de acuerdo al grado de contribución que cada fabricante chino hizo a la investigación que se inició ocho meses. Es por eso que el arancel iría desde el 17,4% al fabricante BYD, hasta el 38,1 % a SAIC, pasando por un 20 % a Geely, según explicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Según los resultados iniciales del informe, toda la cadena de suministro de vehículos eléctricos se "beneficia, en gran medida de subvenciones injustas en China" que "presenta una amenaza claramente previsible e inminente a la industria de la UE".

Por eso comunicó su intención de imponer también un impuesto medio de 21% a los fabricantes chinos que cooperaron en la investigación, pero que no se incluyeron en ella, y de 38,1 % que no cooperaron.

La CE señaló también que la estadounidense Tesla podría recibir un arancel calculado de forma individual, tras la petición de uno de los fabricantes chinos.

"Nuestro objetivo no es cerrar el mercado europeo a los vehículos eléctricos chinos, sino garantizar una competencia justa", dijo el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis.

El Explorer N°1, el barco transportador de la automotriz china BYD, hizo su viaje de estreno para llevar sus autos a Europa.
El Explorer N°1, el barco transportador de la automotriz china BYD, hizo su viaje de estreno para llevar sus autos a Europa.

Conflicto en puerta

La respuesta de China no tardó en llegar, a través de un comunicado el Ministerio de Comercio urgió a la CE a corregir de inmediato sus "prácticas erróneas" y expresó su profunda preocupación y fuerte insatisfacción con la decisión, calificándola de "infundada y proteccionista".

A su vez señala que la industria china de vehículos eléctricos se siente "decepcionada y se opone firmemente" a esta medida, que consideran un ataque a la competencia justa y al desarrollo verde.

Critica la decisión por su "falta de base fáctica y legal", ignorando la competitividad abierta como ventaja de los vehículos eléctricos chinos y las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y acusa a la CE de exagerar los proyectos de "subsidio", abusar de la regla de "hechos disponibles" y otorgar una tasa de subsidio desproporcionadamente alta.

China anunció que monitoreará estrechamente el progreso de las acciones de la CE y tomará "todas las medidas necesarias" para proteger firmemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas.

Además instó a que se aplicara el consenso alcanzado en la reciente reunión trilateral entre líderes de China, Francia y la UE, ante una decisión "en detrimento de los consumidores europeos".

Cabe aclarar que esta barrera arancelaria aún no comenzó a regir pero se especula con que su aplicación provisional podría efectivizarse el mes próximo.

¿Mudanza?

Este martes dábamos cuenta de un rumor que a la luz de lo que se conoció hoy puede interpretrarse como un hecho: Volvo habría tomado la decisión de mudar la producción de sus modelos eléctricos de China a Bélgica ante la amenaza de barreras arancelarias en el Viejo Continente, donde precisamente se venden esos productos.

Cabe recordar que la marca sueca está controlada por la china Geely, quien en este caso juega un doble rol y elige con qué marca vender y en qué mercados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés