El Economista - 70 años
Versión digital

mie 12 Jun

BUE 18°C
Cambio de estrategia

¿Por qué Volvo dejaría de fabricar sus eléctricos en China y lo haría en Bélgica?

La marca sueca, que es propiedad de Geely, habría tomado la decisión ante el temor de trabas a la importación de este tipo de vehículos por parte de la Unión Europea, como ya lo hizo Estados Unidos.

¿Por qué Volvo dejaría de fabricar sus eléctricos en China y lo haría en Bélgica?
11 junio de 2024

Volvo habría tomado la determinación de mudar la producción de sus modelos eléctricos de China a Bélgica a pesar de que los costos serían más altos. ¿A qué se debe este cambio estratégico? 

La marca sueca de autos, que es controlada por el grupo chino Geely, teme que la UE (Unión Europea) imponga una barrera arancelaria a este tipo de vehículos, ya que fundamentalmente se comercializan en el Viejo Continente.

El rumor comenzó este fin de semana y lo publicó el diario británico The Times, que asegura haberlo chequeado con altas fuentes de la compañía, aunque la determinación no sería más que la confirmación de algo resuelto con anterioridad ya que se estaba considerando suspender las ventas de estos modelos en China ante la alta competencia; se trata en particular de los Volvo EX30 y EX90, un SUV compacto y un SUV familiar de siete plazas, respectivamente.

Asimismo, la fabricación de otros modelos Volvo que tienen como destino el Reino Unido también podría trasladarse a la planta belga de Gent.

Volvo centraría la producción de sus modelos eléctricos en la planta de Gent, en Bélgica.
Volvo centraría la producción de sus modelos eléctricos en la planta de Gent, en Bélgica.

La Comisión Europea, que supervisa la política comercial en los 27 países de la UE, inició una investigación en 2023 para determinar si los vehículos 100% eléctricos fabricados en China recibían subsidios distorsionadores y justificaban aranceles adicionales.

La pesquisa se inició oficialmente el 4 de octubre -y que puede durar hasta 13 meses- puede imponer derechos anti-subvenciones provisionales nueve meses después del inicio de la investigación, se informó.

Recientemente Estados Unidos elevó los aranceles a la importación no sólo de modelos eléctricos terminados de China sino también a las baterías como una medida de proteccionismo pero a la vez política. Se espera que la UE adopte una medida similar debido a los vínculos entre China y Rusia desde que se desató el conflicto bélico con Ucrania.

De esta forma, la UE busca reducir su dependencia de la segunda economía más grande del mundo, particularmente en lo que respecta a los materiales y productos necesarios para su transición verde, indicó Reuters.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés