El Economista - 70 años
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 25°C
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 25°C
BCBA

Recortan en 1,2 millones de toneladas la estimación de producción de trigo

La Bcba recortó nuevamente la estimación de producción de trigo: ahora espera 14 millones de toneladas

Recortan en 1,2 millones de toneladas la estimación de producción de trigo
Archivo
03-11-2022
Compartir

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (Bcba) recortó este jueves nuevamente la estimación de producción de trigo en 1,2 millones de toneladas, al ubicarla en 14 millones de toneladas, a causa de los perjuicios producidos por las heladas tardías de la semana pasada.

También redujo la proyección de cosecha de cebada en 500.000 toneladas, de 4,7 a 4,2 millones de toneladas.

De concretarse la nueva estimación para el trigo, la campaña 2022-2023 finalizará 8,4 millones de toneladas por debajo de lo obtenido en el ciclo anterior, mientras que en el caso de la cebada esa merma sería un 1.000.000 de toneladas.

Pese a las precipitaciones registradas el pasado miércoles, nuevas heladas sobre el sur de Buenos Aires y La Pampa generaron mermas adicionales a las inicialmente esperadas, explicó la Bcba en su informe.

La entidad bursátil advirtió que las nuevas heladas registradas entre el lunes y el martes de esta semana sobre el centro y sur de Buenos Aires y La Pampa, mientras el cultivo se encuentra entre espigazón e inicio de llenado de grano, continuaron acrecentando el deterioro del cultivo. 

"La gravedad del evento se evaluará a lo largo de las próximas semanas y dependiendo de la severidad del daño, nuestra proyección de producción podría registrar nuevos ajustes", sostuvo el informe.

A la fecha, los técnicos de la entidad registraron un menor tamaño de planta, un bajo número de espigas por planta y punta de espigas quemadas, siendo el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires y el Sudeste de Buenos Aires las regiones más afectadas. 

Dichas regiones informaron mermas de hasta 50% en lotes de menor potencial de rendimiento y una importante heterogeneidad en la condición del cultivo. 

Sobre el centro, ambos núcleos continúan sumando pérdidas de área cosechable como consecuencia de la falta de humedad agravado por la helada registrada el pasado 8 y 9 de octubre. 

"Pese a la parcial mejora en la condición hídrica luego de las lluvias registradas durante la pasada semana, gran parte del área del cereal de invierno se encuentra avanzada en su ciclo fenológico y no se esperan mejoras sobre los rendimientos esperados", reportó la Bolsa porteña.

Finalmente, las labores de recolección continúan avanzando, reportando rendimientos por debajo a los promedios de las últimas campañas siendo el NOA la región más afectada por el déficit.

Por el lado de la cebada, las mermas esperadas fueron también "como consecuencia de la falta de humedad agravadas por las heladas registradas a lo largo de octubre". 

Como en el trigo, "pese a una mejora en la condición hídrica sobre sectores del oeste, centro y sur bonaerense durante los últimos 15 días, nuevas heladas registradas durante la presente semana generan mermas y pérdidas adicionales a las ya esperadas". 

Las regiones más afectadas se concentran sobre el norte de La Pampa- oeste de Buenos Aires y los núcleos cebaderos del Sudeste Buenos Aires con mermas esperadas de hasta 50% con respecto a los rendimientos promedios de las últimas 5 campañas.

En cuanto a los granos gruesos, la siembra de maíz avanzó 1,1 puntos porcentuales durante la semana y cubrió el 22,9% de las 7,3 millones de hectáreas estipuladas para el cultivo, mientras que la implantación de girasol se ubicó en el 62,7% de las 2 millones de hectáreas proyectadas.

El panorama no parece mejorar

La Bcba en su perspectiva agroclimática semanal señala que en gran parte del territorio no se prevén precipitaciones, lo que agrava el panorama para las cosechas de trigo y cebada. 

Asimismo, crece la preocupación por las siembras de cultivos de verano como el maíz, el girasol y la soja.

"Se mantendrán condiciones de estabilidad atmosférica, que dejarán a la mayor parte del área agrícola con precipitaciones escasas a nulas", resume el informe.

  • La mayor parte del área agrícola paraguaya, gran parte del área agrícola uruguaya y la mayor parte del área agrícola argentina registrarán precipitaciones con valores escasos, (menos de 10 milímetros).
  • Solamente. el centro-oeste del NOA observará precipitaciones moderadas a abundantes (10 a 25 milímetros).
  • La Cordillera Sur registrará precipitaciones escasas.

mapa-lluvias
 

La buena noticia es que finalizarán las heladas. En este sentido, la entidad señaló: "al inicio de la perspectiva (el período bajo análisis abarca desde este jueves hasta el próximo miércoles), finalizará la entrada de vientos polares, iniciada en los días precedentes, dando tiempo despejado, seco y fresco". 

mapa-heladas
 

  • El este del NOA, gran parte de la Región del Chaco, el este de Cuyo, la mayor parte de la Región Pampeana y la mayor parte del Paraguay observarán temperaturas mínimas superiores a 10°C, con focos con valores inferiores.
  • El centro del NOA, el centro de Cuyo, la Mesopotamia, el sur de la Región del Chaco, el este de la Región Pampeana y la mayor parte de la República Oriental del Uruguay observarán temperaturas mínimas entre 5 y 10°C, con focos con valores superiores y otros inferiores y heladas localizadas.
  • El centro-oeste del NOA, el centro-oeste de Cuyo y el este del Uruguay observarán temperaturas mínimas superiores a 0°c con heladas generales.
  • Las áreas serranas y cordilleranas observarán temperaturas mínimas por debajo del nivel de heladas localizadas y generales.

La opinión de los especialistas

El economista Gabriel Caamaño Gómez señaló que la sequía impacta en el saldo exportable y esto genera menos oferta de divisas pero además, como este ya estaba comprometido, probablemente haya una situación tirante en el mercado local que genere presiones sobre los precios internos a principios de diciembre en harinas y derivados.

El ingeniero agrónomo Juan Maranta señala que un ejemplo claro de cómo afecta la sequía combinada con heladas tardías al noroeste de la provincia de Buenos Aires o al sur de Córdoba es que mientras el rinde promedio de trigo se encuentra entre los 3.500 y 4.000 kilogramos, en 2022-2023 rendirán en promedio 1.000 kilos.

"Lo que se puede hacer para paliar el efecto de la sequía es diferir la fecha de siembra de los cultivos de verano que en la zona arrancan a partir del 20 de septiembre. Por la sequía hasta ahora la mayoría no se sembró. El problema es que, al ser cultivos más tardíos, el rinde se ve afectado y se genera un cultivo distinto. Además, se produce un aumento de costos ya que el barbecho es más largo, encareciéndose aproximadamente entre US$ 70 y US$ 80 todo el proceso ya que hay que hacer una o dos aplicaciones más de fitosanitarios por hectárea. Esto afecta principalmente a los cultivos de maíz y girasol", estimó el ingeniero.

"En lo que respecta a la soja, por cada día que se atrasa la fecha hay una pérdida de 50 kilogramos por hectárea. Aunque a partir del 15 de noviembre ya no es conveniente sembrar soja y hay que cambiar el cultivo a maíz", concluyó.
 

***

Récords en Paraguay

Varias zonas de Sudamérica también están registrando temperaturas inusualmente atípicas para la altura del año. En Paraguay, por ejemplo, ayer se batieron 11 nuevos récords de temperaturas mínimas diarias, algunas después de 52 años.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés