El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Preocupa la compra de trigo ?sin aranceles? de Brasil a EE.UU

El vecino país adquirirá el cereal con las mismas condiciones con las que opera con Argentina.

05-08-2016
Compartir

Brasil, histórico comprador número uno del trigo argentino, comenzará a adquirir el grano proveniente de Estados Unidos y Canadá con arancel de importación cero, es decir, con las mismas condiciones con las que opera hasta el momento en el país. Así se lo comunicó el ministro de Agricultura del país vecino, Blairo Maggi, ayer al mediodía a su par local, Ricardo Buryaile. La noticia cayó como un baldazo de agua fría en la sede de la cartera de Agroindustria, donde se realizó la reunión que terminó con una conferencia de prensa. Es que el encuentro iba a ser motivo de nuevos acuerdos para fortalecer los lazos internacionales, tal como le gusta destacar a Buryaile y a su equipo cada vez que explican los objetivos de la gestión. Por eso, cuando las autoridades se enteraron, se encargaron de dejarle en claro a Maggi que no estaban de acuerdo con la decisión, ya que ese tipo de compra era un beneficio exclusivo de Brasil con la producción argentina, al haber distancias muy cortas en materia de fletes y pertenecer ambos al Mercosur.

A pagar los platos rotos Según el ministro brasileño, el acuerdo para acceder a un cupo de 750.000 toneladas de trigo con los países norteamericanos tiene que ver con reglas del juego “poco claras” que se instalaron durante el gobierno anterior. En 2015, Argentina le vendió cerca de 3,5 millones de toneladas y proyectaba duplicar ese número gracias a la quita de retenciones y la eliminación de los Registros de Operaciones de Exportación (ROE), lo cual alentó a una mayor intención de siembra que en las últimas semanas comenzó a desacelerarse a causa de las malas condiciones climáticas.

De todas maneras, Maggi garantizó que “el trigo de Argentina seguirá teniendo una presencia muy importante en Brasil”, pero pidió un nuevo “programa” para avanzar en acuerdos favorables para ambas partes. Es que el país vecino es un fuerte comprador del cereal y a raíz de las restricciones impuestas por el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, se había encontrado con menos oferta local desde hacía ya varias temporadas. Además, el año pasado el grano mostró problemas de calidad, algo que también actuó como un factor determinante a la hora de tomar decisiones.

Sin embargo, ahora los productores parecen ponerle fichas al cultivo y eligieron volver a invertir en alta tecnología. De hecho, el Banco Provincia anunció que la suba en la financiación de la campaña 2016/17 creció el 326% interanual con la tarjeta Procampo, con colocaciones que superaron los $ 1.000 millones. Este año, con las nuevas condiciones macroeconómicas, la entidad permitió a los clientes adquirir semillas, agroquímicos, fertilizantes y combustibles financiados a tasa 0% hasta en nueve meses, con la posibilidad de comprar durante la siembra y pagar el crédito con la cosecha.

“Hoy estamos vendiendo muy bien a destinos como Egipto y Oriente Medio, y la situación con Brasil va a mejorar”, minimizó un funcionario argentino que participó de las conversaciones con la delegación brasileña. Igual, reconoció que al tema “habrá que seguirlo de cerca”.

Maíz sí

Pese a la inesperada noticia, el ministro de Agricultura de Brasil adelantó que estudian la importación de maíz desde Argentina, sobre todo porque se sabe que la próxima campaña, que comienza en un mes, dará excelentes resultados gracias al clima favorable y la fuerte apuesta por parte de los productores, que esta vez se volcarán a la rotación de cultivos y alternarán con la siembra de soja, por lo que se estima que sumarán cerca de 200.000 hectáreas a las 600.000 del ciclo anterior en la zona núcleo. “Tenemos que ver cuál es la relación con los stocks que tenemos, pero Argentina va a tener una muy buena cosecha y en Brasil los precios internos están altos, así que es una posibilidad”, explicó Maggi.

Negocios internacionales

La otra cuestión que se trató durante la reunión fue la necesidad de avanzar en una posición común frente a las negociaciones con la Unión Europea, un destino primordial para ambos países. “Brasil nos va a acompañar en nuestro planteo en vinos y carnes”, aseguró Buryaile, al tiempo que celebró el retorno del diálogo. “Ahora hay una lógica de tener una relación bilateral abierta y sincera”, expresó el ministro. Para Maggi, lo importante será “salir al mundo juntos y buscar terceros mercados”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés