El Economista - 70 años
Versión digital

sab 26 Nov

BUE 29°C
Versión digital

sab 26 Nov

BUE 29°C
En 2023, el complejo soja registraría despachos por US$ 24.126 millones, casi US$ 500 millones más que en el 2022
BCR

Las exportaciones del agro serían de US$ 41.276 millones en 2023

Más allá de la sequía, para 2023 se prevén exportaciones del agro en "niveles históricamente altos" (por ahora)

27-10-2022
Compartir

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó que las exportaciones de los principales cinco complejos granarios podrían alcanzar, en 2023, los US$ 41.276 millones, lo que supone una caída de apenas US$ 380 millones respecto respecto a las proyecciones para este año. Son cifras más que interesantes para una economía azotada por la escasez de divisas. Como dice la entidad, "niveles históricamente altos".

Así, la BCR realizó su primera proyección de exportaciones de las cadenas de soja, maíz, trigo, girasol y cebada para el próximo año, mientras que para 2022 previeron que los embarques culminen en US$ 41.654 millones, US$ 3.569 millones por encima de 2021.

Respecto al próximo año, desde la entidad bursátil explicaron que "estas proyecciones están basadas en el área de intención de siembra de la cosecha 2022-2023" y que "en el caso que las condiciones climáticas se compliquen en los próximos meses, sin dudas que estas estimaciones deberían revisarse a la baja".

  • Teniendo en cuenta esto, el complejo sojero registraría despachos por US$ 24.126 millones, casi US$ 500 millones más que en 2022.

"El mayor volumen proyectado a exportar de todos los productos del complejo, estimado en 4 millones de toneladas, más que compensan una caída proyectada en los precios de exportación para el próximo año", puntualizó el informe.

  • Por su parte, el complejo maicero alcanzaría exportaciones por US$ 10.446 millones, alcanzado un nuevo récord y superaría además la marca del 2022 en US$ 580 millones, gracias a un mayor volumen proyectado de despachos y un leve aumento en los precios internacionales.
  • Las exportaciones del complejo triguero, en tanto, caerían fuertemente en el 2023 respecto al récord del 2022, con ingresos en torno a US$ 3.306 millones, equivalente a una merma de US$ 1.420 millones frente al período actual. 

Esto se debe a una caída del 50% en el volumen proyectado a enviar al exterior en el próximo año, que es sólo en parte compensada por mayores precios de exportación.

granos_1_-_exportaciones
 

De hecho, desde la propia BCR hablaron ayer, en otro informe, de "desastre productivo" para ese cereal. Desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires celebraron las lluvias de la semana y dijeron que, por ahora, su estimación triguera se sostiene en 15,2 millones de toneladas.

Finalmente, el complejo girasol alcanzaría exportaciones por US$ 1.680 millones, mientras que el complejo cebada registraría despachos por US$ 1.717 millones.

¿"Niña" hasta febrero?

En febrero, señalaron ayer desde la BCR, la probabilidad de "Niña" es del 55%. Recién en marzo aparecen las chances de un escenario "neutro" con 61%. 

"A partir de marzo se presentaría el esperado cambio de tendencia retornando las condiciones de neutralidad con una probabilidad mayor al 60%", agregaron. "Este panorama es otra mala noticia para Argentina considerando la evolución del periodo crítico de la soja", señalaron.

Trigo: "desastre productivo" y nueva alerta helada

"Las lluvias llegaron tarde para el trigo y la campaña 2022/23 será la peor desde el 2010", dijeron ayer desde la BCR. En la zona núcleo, las cifras son más que elocuentes: "El área perdida trepa a casi 400.000 hectáreas y el rinde promedio cae de 18 a 15 quintales por hectárea (qq/ha). Hace un año se produjo 7,8 millones de toneladas (Mt); en el 2023, solo 1,3 Mt", dijeron. 

Influyó la sequía, pero sobre todo, las heladas, especialmente en el sur de Buenos Aires. "El 9 de octubre quedará grabado a fuego en los productores trigueros: el golpe de la helada sigue evaluándose y a cada día se multiplican los daños.  A dos semanas, se ha perdido el 30% del área total sembrada con trigo. Son pérdidas récord", dijeron. 

Y si bien si acercan más lluvias, también más heladas: "Los pronósticos de corto plazo indican cierta continuidad de lluvias débiles, con un posterior periodo de estabilidad en todo el centro del país, y un nuevo ingreso frío durante el fin de semana que podría provocar el regreso de las precipitaciones aunque no tan generalizadas ni abundantes", explicó el Dr. Aiello, de la BCR.  Su colega Elorriaga destaca que "este ingreso frío podría cerrar la cuarta semana del mes con heladas sobre el sudeste de Buenos Aires, lo que dejaría un saldo muy perjudicial de una helada por semana durante todo el mes, algo históricamente muy atípico para octubre".

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés