El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

“El mercado ganadero del país es grande y muy potente”

Entrevista a Martín Edo, Founder de Círculo de Ganado.

17-10-2016
Compartir

Luego de años en caída, el sector ganadero busca revertir la tendencia y apuesta por un crecimiento que comenzará a reflejarse en su totalidad dentro de cuatro o cinco años. Para ello, los productores reclaman una financiación que contemple los plazos que requiere la retención de vientres, un proceso por el cual se consiguen animales más pesados para exportar y abastecer al mercado interno. De estos temas conversó El Economista con Martín Edo, founder de Círculo de ganado, un sistema de ahorro previo para la compra de hacienda que se presentó la semana pasada en un auditorio con más de ciento cincuenta personas, entre las que se destacaron dirigentes del Gobierno Nacional. Con presencia en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, la iniciativa le devuelve un impulso a la actividad ganadera, que apunta a aumentar su producción en el 15%, según los cálculos del secretario de Agricultura, Ricardo Negri. “Actualmente la ganadería está para vivir un momento de expansión a nivel internacional y poder recuperar los mercados que en algún momento supimos tener”, señala Edo, al tiempo que asegura que el proyecto ofrece “una alternativa donde no la hay”.

Con la eliminación de retenciones y cupos de exportación, la ganadería volvió a ser una opción más que interesante a la hora de invertir. Además, el sector apuesta a una recuperación del stock que se verá a mediano plazo, ¿la iniciativa tiene que ver con estos avances?

Sí, notamos que hay un repunte muy fuerte. La ganadería es un negocio para explotar, pero hace falta contar con capitales. Hoy en día la actividad ganadera es nuevamente rentable. La commodity es la empresa del momento, ya que la proteína animal va a ser cada vez más consumida en todo el mundo: con los años se está agrandando la base de clase media, y esa franja lo que va a reclamar son proteínas animales. Es decir que tanto la calidad como la cantidad de carne van a ir en aumento, con lo cual es un buen proceso. Asimismo, debemos destacar que la Argentina tuvo un lugar preponderante en el negocio de la carne que tiene que recuperar, porque lo ha perdido. Hoy exporta más carne Uruguay que nosotros. Por ello, considero que estamos en un momento interesante, en el que debemos prestar atención al mercado ganadero, que es muy grande, muy potente.

La tendencia será ir hacia animales más pesados para poder conquistar una mayor cantidad de mercados de exportación, ¿eso se traduce en una necesidad de créditos a largo plazo?

Totalmente. En este sistema de retención de vientres que lleva adelante el sector ganadero se tendrán que retener las pariciones de las hembras para volver a recuperar el stock, pero ese es un proceso que lleva entre cuatro y cinco años. Entonces, la financiación que necesita la actividad es larga. No es una financiación compuesta por créditos de seis u ocho meses a un año. Lo importante ahora es apostar por animales más pesados, y es la exportación la que te garantiza eso. El mercado interno, por lo general, es consumidor de animales livianos. Hay un famoso mito de que al argentino le gusta la carne chica, pero es solo un mito. En cambio, para las ventas externas eso funciona a la inversa. Hoy se están faenando animales de trescientos cincuenta a cuatrocientos kilos, mientras que para la exportación tienen que ser de por lo menos quinientos kilos para arriba. Y ahí hay que respetar la hacienda. Por eso, contar hoy con recursos financieros genuinos como para poder engordar al ganado es una excelente oportunidad.

¿De qué se trata exactamente la propuesta de Círculo de ganado?

Los planes de ahorro son sistemas que son cerrados, donde se junta un grupo de gente que en general totaliza el doble de la cantidad de meses que tiene el plan elegido, de modo que si se optó por un plan a cincuenta cuotas, cada grupo lo integrarán cien personas. Se divide el valor del bien por la cantidad de cuotas, y todos los meses se puede acceder al bien, uno por sorteo y uno por licitación. En cuanto al sorteo, se hace todos los meses ante un escribano público y se define un orden de salida. Y sino se pueden adelantar cuotas, y el que más cuotas adelanta es el que gana la licitación y le otorgan el bien. Esto es para adquirir jaulas de hacienda. Saldremos con dos módulos: un plan a una jaula y otro a dos, en ambos casos a cincuenta meses. Esto va dirigido a los ganaderos de todo el país en general: a quien tiene campos y quiere poblarlos pero le faltan los recursos; a aquel que tiene campo y hacienda y necesita liquidez, y esto le sirve para obtener créditos sin intereses y a valor producto sobre la hacienda que tiene; o para quien tiene hacienda pero necesita retenerla con el propósito de ganar kilos? Pero, no solamente queda en el sector. También se abre la posibilidad para que una persona lo pueda hacer como inversora externa a la actividad ganadera. Puede juntarse con alguien que tenga campo y pueda comprar la hacienda, y hacer el viejo negocio de capitalización que se hace en el sector agropecuario.

Los productores ganaderos coinciden en que a la actividad le falta financiación para poder ser un negocio redondo. ¿Apuntan a reforzar ese aspecto?

Sí, por supuesto. Hay que recordar que para el negocio de invernada y cría no hay ninguna propuesta de créditos. Los economistas hablan de lo mismo, de que se necesitaba inventar algo como para poder acceder a una financiación. El plan de ahorro que nosotros presentamos tiene la característica de que se compone de capitales genuinos, con créditos genuinos. Por otro lado, es necesario utilizar sistemas que sean ingeniosos e innovadores, porque sino el negocio de hacienda no resiste las tasas de intereses bancarias. O sea, si yo regalara un crédito subsidiado al 15% anual, de todas maneras en cuatro años el destinatario terminaría pagando el 60% nominal. Son tasas que no resistiría ninguna producción. Por eso, la propuesta que hacemos es muy tentadora. Nosotros hacemos hincapié en esto: la industria automotriz tiene todas las financiaciones a su disposición (bancaria, concesionarios, etcétera), pero sin embargo la más usada es la del plan de ahorro.

¿Ya notan interés y acercamiento?

Vemos mucho interés, ya salimos y nos bombardearon con consultas. Lo que sucede es que este proyecto tiene la virtud de que se maneja a partir de una herramienta muy probada, dado que tiene más de cincuenta años. Y, paralelamente, es la primera vez que se encuentra una herramienta que permite canalizar el ahorro a un bien de producción. Por eso, desde Círculo de ganado estamos muy entusiasmados, y eso también se reflejó en la inauguración, donde estaban todos los representantes de la Mesa de Enlace, del Instituto de Promoción de Carne Vacuna (IPCVA) y muchos funcionarios de Agroindustria: todos demuestran interés en el tema. Si bien este proyecto tiene más de cuatro años, salimos en el momento justo, en una etapa perfecta para pensar en invertir luego de las modificaciones macroeconómicas. Mejor no nos podría haber salido.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés