El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 13°C
Día Mundial del Agua

Una llamada a la acción para ser parte del cambio

Asumiendo nuestro compromiso de gestión y como una de las empresas líderes, trabajamos cada día en medir el impacto de nuestra actividad para alcanzar una gestión sostenible

Una llamada a la acción para ser parte del cambio
Diego Páramos 22 marzo de 2023

El agua es un recurso esencial para la vida, y es nuestra responsabilidad velar por su cuidado, haciendo todo lo posible para mitigar las acciones que puedan tener impacto sobre su disponibilidad, calidad y suministro. Esto debe ser un llamado a la acción colectiva que involucra desde las pequeñas cosas del día a día en nuestros hogares, hasta la adopción de políticas sostenibles para la gestión de cuencas y recursos hídricos, que promuevan su garantía y disponibilidad para las generaciones presentes y futuras.

El primer paso consiste en reconocer el valor del agua para la humanidad, y sus múltiples beneficios.

Por eso, cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, fecha establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, con el objetivo de promover conciencia sobre la importancia y el cuidado del agua dulce, fomentando conductas responsables y sostenibles.   

Asumiendo nuestro compromiso de gestión y como una de las empresas líderes, trabajamos cada día en medir el impacto de nuestra actividad para alcanzar una gestión sostenible. 

Nuestra agua mineral Villavicencio, rica en un blend de minerales únicos, se destaca por su calidad y máxima pureza, por lo cual preservarlos supone una estricta protección del suelo y de la naturaleza del entorno. 

Para lograr estos objetivos buscamos implementar prácticas responsables en cada etapa de la cadena de valor del agua, para co-crear acciones innovadoras y de restauración a partir de herramientas de gestión que permiten tener un detallado conocimiento del sistema hidrogeológico de cada planta.

El proceso industrial del agua requiere un cuidado especial, y es para nosotros uno de los ejes prioritarios la gestión de protección del medioambiente y generar un cambio positivo que de soluciones a problemáticas actuales. Este trabajo puede verse reflejado en un indicador a través del cual medimos la relación entre el agua extraída versus el volumen de producción. Gracias a su implementación en 2022 logramos superar el objetivo de ahorro, siendo el mejor en los últimos 15 años.

Participamos activamente en iniciativas para la protección de ecosistemas y la regeneración de bosques, y somos los pioneros en el país a partir del trabajo que realizamos desde el 2001 en la Reserva Natural Villavicencio, provincia de Mendoza, con acciones orientadas a controlar y vigilar la zona para evitar incendios forestales, el cuidado de la fauna, y velar por el cuidado sobre el recurso hídrico. 

Además, como parte de nuestras políticas como agentes de cambio, somos parte del Fondo de Agua en la cuenca del Río Mendoza. Un mecanismo de articulación público-privado que contribuye a la seguridad hídrica invirtiendo en infraestructura verde que permite promover proyectos de protección y restauración de bosques y pastizales nativos, tecnificación de sistemas de riego, implementación de buenas prácticas de manejo agrícola y ganadero, recuperación de humedales de altura y monitoreo y evaluación a través de sistemas de información que permitan tomar mejores decisiones para la gestión de la cuenca. 

 

Asimismo, trabajamos muy cerca de las comunidades en las cuáles estamos inmersos para contribuir en mejorar su calidad de vida a través de proveer el acceso al agua segura, iniciativas que realizamos en conjunto con los gobiernos municipales de Las Heras en Mendoza y en Chascomús, Provincia de Buenos Aires. 

 

Otra iniciativa ambiental y social que garantiza este objetivo tiene que ver con la circularidad de nuestros empaques, con el desarrollo de envases sustentables. Impulsamos programas de reciclaje inclusivo y lanzamos la primera botella hecha 100% de otras botellas para nuestra agua Villavicencio. Este tipo de decisiones buscan incrementar las tasas de recolección de las botellas PET, fortalecer las cooperativas de recuperadores urbanos, y reducir la huella de carbono. 

 

Ser una empresa de triple impacto habla de nuestro propósito como compañía, y como Empresa B, ponemos en manifiesto que somos un negocio guiado por los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad, en camino de mejora hacia los desafíos sociales ecológicos. 

Todos debemos ser parte del cambio que queremos para nuestro planeta cuidando, valorando y racionando el agua que utilizamos en nuestra vida cotidiana. La gestión planificada de los recursos, a través de la promoción de iniciativas sustentables y con perspectiva circular es el propósito que guía nuestro día a día.

 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés