El Economista - 70 años
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 19°C
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 19°C

Recomiendan planes de negocios conservadores por bajo crecimiento

“La mejor opción sigue siendo descontar tasas de crecimiento moderadas”, dice un informe de Economía & Regiones

26-06-2017
Compartir

La mejor manera de conocer cómo están viendo los hombres y mujeres de negocios el futuro de la economía es mirar la tasa de inversión, es decir, ver qué hacen con su dinero. Eso, a su vez, es un tema clave para avizorar qué sustentabilidad tendrá la recuperación. Si la inversión no repunta, el crecimiento más temprano que tarde se queda sin oxígeno.

Por eso, es positivo que la inversión haya crecido 3% interanual en el primer trimestre del año, según reportó el Indec la semana pasada.  Luego de haber caído, es cierto, nada menos que 5,1% en 2016. Pero se quebró la tenencia, y eso positivo. Los datos de IBIM-OJF, el estimador mensual de inversión de Orlando Ferreres, reflejaron para mayo un aumento del 7,7% interanual, medido en términos de volumen físico (descontando el efecto precios). Así, “en lo que va de 2017, acumula una variación de 6% en comparación al mismo período del año previo”. Con esos números, “la inversión para el quinto mes del año se posicionó en el 21,4% del PIB medido a precios constantes”. En números, se invirtieron US$ 9.164 millones.

Todavía es poco. Y muy poco si computamos la famosa Inversión Extranjera Directa (IED): apenas US$ 5.800 millones en 2016. Si llegáramos a los niveles de los demás países de la región, debería ser de nada menos que US$ 20.000 millones anuales.

“Si bien la gestión macrista ha dado varios pasos para mejorar el clima de negocios en el país, lo cierto es que sigue costando encontrar oportunidades de inversión atractivas por culpa del retraso cambiario y del alto costo argentino. O, como lo planteó el ministro (Francisco) Cabrera, la rentabilidad no alcanza a cubrir el riesgo de hundir capital en el país. Hará falta mucha gestión pública y privada para seguir mejorando las condiciones de negocios y convertir al país en un destino atractivo para la inversión extranjera directa”, dice Federico Muñoz.

Con un tono más crítico, desde Economía & Regiones, recomiendan a sus clientes que tengan “planes de negocios conservadores” a causa de los números de crecimiento reportados por Jorge Todesca la semana pasada. Recordemos, una suba de 0,3% interanual y 1,1% intertrimestral.

“Ahora bien, estos números de PIB del primer trimestre de 2017 implican que: ¿se inicia una trayectoria temporal en la cual el crecimiento económico se va a ir acelerando sucesivamente trimestre tras trimestre y las empresas tienen que ir pensando en planes de negocios expansivos para 2018?  ¿Hay que pensar en invertir, ampliar la capacidad de producción y tomar gente en el futuro?  Lamentablemente la respuesta a estas dos preguntas es negativa”, dicen. “De acuerdo a nuestro análisis, la mejor opción sigue siendo descontar tasas de crecimiento moderadas, y en consecuencia encarar planes de negocios precavidos y conservadores. La prioridad que siendo mantener lo que se tiene, y no la expansión”, amplían.

“La realidad es que la economía no está saliendo de la recesión con trayectoria en forma de V (?) La actual recuperación no es vigorosa, sino suave y lenta. Tampoco es homogénea, sino que está muy sectorizada”, complementan desde la consultora que fundara Rogelio Frigerio. La solución para crecer más rápido, dicen, es una, y sólo una. “Sólo con una baja generalizada de impuestos, todos los sectores económicos comenzarán a recuperarse y la economía se expandirá más vigorosamente recuperando el sendero del crecimiento”, explican.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés