El Economista - 70 años
Versión digital

mie 30 Nov

BUE 21°C
Versión digital

mie 30 Nov

BUE 21°C
Río Negro

Nuevo ataque a piedrazos y con fuego en Villa Mascardi contra una cabaña vigilada por Gendarmería: "Esto es gravísimo"

Un grupo de personas prendió fuego y destruyó en Villa Mascardi una propiedad privada que tenía custodia de Gendarmería Nacional.

Atacaron una zona privada que ya había sido destruida en 2020 y en agosto de este año.
Atacaron una zona privada que ya había sido destruida en 2020 y en agosto de este año.
26-09-2022
Compartir

El propietario de la cabaña Los Radales, ubicada en Villa Mascardi, Río Negro, en las inmediaciones del predio que ocupa la lof mapuche Lafken Winkul Mapu, denunció públicamente un nuevo ataque en su propiedad y directamente a una casilla de Gendarmería que custodiaba el lugar desde hacía dos semanas, tras el pedido de mayor seguridad luego del incendio ocurrido a comienzos de agosto.

  • El hecho ocurrió anoche, cerca de las 21:30, donde se habrían producido pedradas ante la presencia de gendarmes y el incendio de una casilla y un galpón.

En el predio las fuerzas federales habían instalado un puesto, dos semanas atrás, ante la demanda de mayor seguridad. 

Agentes de Gendarmería se encontraban en el lugar y recibieron los ataques, pero no habrían sufrido lesiones y se retiraron de inmediato al puesto de guardaparques ubicado a unos kilómetros.

Ante el nuevo hecho, acudieron bomberos para apagar el fuego iniciado en el sector.

Luis Dates, propietario del lugar, dijo al sitio RÍO NEGRO que el ataque fue al puesto de Gendarmería. “Esto es gravísimo, ya no es un ataque a un particular, es un ataque a las fuerzas nacionales, es una demostración que creen que no hay límites en su reclamo”.

Según Dates, este episodio ocurrió con un “grupo más numeroso que otras veces” y afirmó que “quemaron un puesto de Gendarmería que habían puesto para el resguardo de la propiedad y de los vecinos que viven en la zona”.

  • La casilla con los uniformados fue instalada dos semanas atrás dentro del predio, a unos 50 metros de distancia de la ruta 40. Allí había una guardia permanente de gendarmes.

El propietario no se encontraba en el lugar. La vivienda principal fue destruida casi en su totalidad un mes y medio atrás, por eso no había habitantes. Indicó que según le relataron desde su predio, habrían escuchado detonaciones de disparos de armas de fuego.

Debido a que en este hecho estuvo directamente involucrado un puesto de Gendarmería, interviene la Justicia Federal.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés