El Economista - 70 años
Versión digital

mie 30 Nov

BUE 21°C
Versión digital

mie 30 Nov

BUE 21°C
Clave

Cuáles son los Pueblos Turísticos de Buenos Aires y porque son una gran opción para la primavera

Se destacan por su cercanía con las grandes ciudades y su turismo "de base comunitaria" en la que se destacan la naturaleza, las historias y el patrimonio cultural

En la Isla Martin García, su comunidad estable de 153 habitantes lleva adelante un turismo de base comunitaria
En la Isla Martin García, su comunidad estable de 153 habitantes lleva adelante un turismo de base comunitaria
24-09-2022
Compartir

Florencia Alamos. Los Pueblos Turísticos de la provincia de Buenos Aires son una interesante opción para la primavera, por su cercanía con las grandes ciudades y su propuesta de turismo "de base comunitaria" en la que se destacan la naturaleza, las historias y el patrimonio cultural.

Las pequeñas localidades con menos de 2.000 habitantes reflejan el desarrollo desde lo local, la sostenibilidad y el impulso para fomentar el arraigo, cuidar el patrimonio natural y cultural, y mantener viva la memoria colectiva.

La Isla Martín García, Rafael Obligado, El Paraíso, Pipinas, La Paz y La Paz Chica, Pardo, La Niña, Mechongué, San Agustín y Barker son algunos de los destinos que forman parte del programa bonaerense "Pueblos Turísticos" y reciben a quien los visiten con historia, comidas caseras y tradiciones que los vecinos exponen con orgullo.

En la Isla Martin García, su comunidad estable de 153 habitantes lleva adelante un turismo de base comunitaria que se sostiene en la hospitalidad, la producción local y tradiciones propias.

Se trata de un destino declarado Reserva Natural de Usos Múltiples, Lugar Histórico Nacional y Sitio Histórico Provincial; es ideal para visitar en primavera y fue protagonista de la historia nacional: los expresidentes Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón, Arturo Frondizi y Marcelo Alvear estuvieron detenidos en la prisión isleña.

Sus imperdibles son el Barrio Chino, las ruinas del antiguo penal militar, el museo histórico, el Teatro Urquiza, el Centro Cívico, la plaza y la casa de los médicos, donde se hospedó el poeta nicaragüense Rubén Darío.

Se puede ir sábados, domingos y feriados, mediante embarcaciones que parten desde la Estación Fluvial de Tigre o desde Puerto Madero.

Rafael Obligado, en tanto, es una pequeña localidad del partido de Rojas, a 254 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, que en noviembre celebra la Fiesta de la Galleta de Campo, una de las festividades más antiguas de la provincia.

Allí es posible visitar la plaza Manuel Belgrano, la estación del ferrocarril, las fachadas históricas y la Capilla San Luis Gonzaga, una joya arquitectónica. Además ofrece almuerzos, espectáculos y recorridos entre flores y arboledas por destinos cercanos. Se accede por la ruta nacional 7, luego la ruta provincial 31 hasta Rojas, y después por la nacional 188 hasta el acceso a Rafael Obligado, totalmente asfaltado.

El Paraíso es el pueblo donde Jorge Luis Borges, Leopoldo Lugones y Bartolomé Mitre se reunían en las estancias de los poetas Rafael Obligado y Soto y Calvo. Este pago de escritores sorprende con sus anécdotas, su capilla de estilo neoclásico "Sagrado Corazón", su plaza Dalmiro Rocco, su almacén de Ramos Generales y su club El Ombú, que en octubre cumplirá 100 años.

La postal del río se completa con los senderos del parque que fueron diseñados por el paisajista Carlos Thays. Se llega por la ruta nacional 9.

Pipinas fue pionero a nivel provincial en turismo de base comunitaria, cuando los pobladores lograron recuperar el hotel que perteneció a la fábrica cementera Corcemar, en Punta Indio.

Los domingos se realizan visitas guiadas por el pueblo con un recorrido que incluye la plaza principal, la capilla y los murales del Museo a Cielo Abierto de Pipinas. Se accede por la ruta provincial 36, a la altura del kilómetro 155, o por ruta 11, desde Verónica, cabecera del partido de Punta Indio.

La Paz y La Paz Chica forman parte del partido de Roque Pérez, donde antiguos bodegones, almacenes de campo y pulperías reciben a las visitas con sus relatos camperos y platos típicos.

En la hostería local, con capacidad para 21 huéspedes, se puede vivenciar una experiencia rural. Y los atardeceres de primavera invitan a recorrer en bicicleta los caminos de tierra, participar de visitas guiadas o disfrutar de un paseo a caballo.

El Cine Club Colón, una perla centenaria, está abierto de jueves a domingos con su carta de exquisitos desayunos y meriendas.

Este pueblo se encuentra a 136 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y se puede llegar por Autopista Ezeiza-Cañuelas, hasta la ciudad de Cañuelas; desde allí por nacional 205, hasta el kilómetros 135,5, y doblar a la derecha por el Camino Real que une los parajes La Paz - La Paz Chica, a 2 kilómetros de la ciudad cabecera.

Pardo es "el mejor lugar del mundo", según el escritor Adolfo Bioy Casares. El autor de "La invención de Morel" vivió durante varios años en este pueblito del partido de Las Flores que conjuga propuestas de ecoturismo y turismo comunitario a través de alojamientos sustentables y la producción de cannabis medicinal.

estacion-pardo
Pardo es "el mejor lugar del mundo", según el escritor Adolfo Bioy Casares

La vieja estación, el museo, la biblioteca Adolfo Bioy Casares y las noches de astroturismo bajo un cielo inmenso, le dan magia al lugar. Se puede llegar por ruta nacional 3 hasta el acceso asfaltado y transitar 2,5 kilómetros.

Otro pueblo cercano es La Niña, que nació a principios del Siglo XX con la llegada del tren a Nueve de Julio. Tras las inundaciones de 2002, los habitantes impulsaron iniciativas de turismo comunitario con diseños de alojamientos en casas de familia y en campos para quienes quieren ir a pescar o a practicar kayak.

Se encuentra a 300 km de CABA, por la Autopista del Oeste hasta Luján donde empalma con la ruta nacional 5. En el kilómetros 281, luego de pasar Nueve de Julio, se llega a la bajada de acceso: un camino vecinal de tierra, por el cual hay que transitar 20 kilómetros.

A una hora en coche de Mar del Plata, se encuentra Mechongué, cuyo nombre proviene del apodo que llevaba Mercedes, hija del estanciero Martín de Alzaga, quien impulsó la llegada del tren a esta región fértil de General Alvarado

El "pago lindo", como lo llaman, deslumbra con los colores de la estación ferroviaria; la iglesia Nuestra Señora de Lourdes diseñada por el arquitecto Miguel Dellepiane; la gruta de la virgen y, en febrero, con la Fiesta Regional del Camionero y la del Agricultor. Se llega por ruta 88.

El aire de San Agustín, en el partido de Balcarce, se llena del aroma de las lavandas durante esta época del año. Caminos rurales que atraviesan campos, arroyos y estancias rodeados de sierras, y la obra de Francisco Salamone conforman una postal imborrable.

El parque Idoyaga Molina, una reserva natural, abre sus puertas en primavera. Está a 97 kilómetros de Mar del Plata y se accede por la ruta 88.

Barker es sinónimo de dulces y postres de frambuesa. Las plantaciones se extienden por este pueblo de Benito Juárez que comparte su historia minera con la localidad de Villa Cacique. Rodeado por las sierras bajas de Tandilia, es tierra de aventuras con actividades de cicloturismo, cabalgatas y trekking.

npqndnbplbgnniwf732kwlgwh4
Barker, en la Municipalidad de Benito Juárez

Se puede llegar por la ruta 226 hasta la 74, donde está el acceso de Barker. Luego, unos 18 kilómetros por la ruta provincial 80.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés