El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 11°C
Operativo

La Aduana secuestró cocaína líquida que iba rumbo a Nueva Zelanda en una encomienda: la detectó un perro

Esa cantidad de droga puede comercializarse a US$ 686.000 en Nueva Zelanda: un aumento de más del 1200% versus Argentina

La firma DHL había dado una alerta a partir de los parámetros de riesgo aportados por la Aduana
La firma DHL había dado una alerta a partir de los parámetros de riesgo aportados por la Aduana .
18 junio de 2023

La Aduana desarticuló un intento de contrabando de más de 3 kilos de cocaína que iba rumbo a Nueva Zelandala sustancia se encontraba dentro de un envío postal en forma líquida, impregnada en ropa y camuflada dentro de un frasco de edulcorante.

Agentes especializados de la Dirección General de Aduanas acudieron a inspeccionar la encomienda luego que la empresa DHL diera una alerta. 

A partir de los parámetros de riesgo aportados por el organismo, la firma logística había separado 3 envíos sospechosos en su predio de Mataderos.

Un binomio de guía y can aduanero realizó un control no intrusivo sobre las cajas y, en efecto, frente a una de ellas, el can de la Aduana exhibió un comportamiento compatible con la presencia de estupefacientes. En ese marco, con la debida autorización judicial, el personal del organismo procedió a su inspección exhaustiva.

La sustancia se encontraba impregnada en ropa y camuflada dentro de un frasco de edulcorante.
La sustancia se encontraba impregnada en ropa y camuflada dentro de un frasco de edulcorante.

Cuando los agentes de la Aduana abrieron el paquete, algunos detalles de sus contenidos llamaron su atención: había ropa con un peso que parecía excesivo y un frasco de edulcorante con una sustancia líquida en su interior. El personal aduanero decidió realizar sendos narcotests sobre las mercaderías, que dieron positivo de cocaína en ambos casos.

El subsiguiente análisis de los especialistas en narcóticos de la Aduana determinó que el envío llevaba nada menos que 3.430 gramos de la mencionada sustancia ilítica. Aunque en la Argentina esa cantidad de droga puede comercializarse en US$ 51.450, su valor asciende a US$ 686.000 en el país al que iba dirigida, Nueva Zelanda: un aumento de más del 1200%.

Por orden del Juzgado Nacional en lo Penal Económico N˚2, a cargo del Dr. Pablo Yadarola, la Aduana secuestró los estupefacientes. Por su parte, el magistrado ordenó continuar con la investigación.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés