El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Sep

BUE 21°C
Versión digital

mar 27 Sep

BUE 21°C
Sospechas

Giro en el doble crimen de Vicente López: detienen a uno de los hijos del matrimonio y liberan a la empleada doméstica

"Si la madre lo está viendo desde el cielo, está muy enojada con Martín (del Río), muy enojada", dijo la empleada, que sigue imputada en la causa.

Un misterioso doble homicidio en Vicente López
Un misterioso doble homicidio en Vicente López
08-09-2022
Compartir

María Ninfa “Nina” Aquino Chamorro, la empleada doméstica que trabajó 12 años en la casa de la pareja asesinada a tiros en su casa del partido bonaerense de Vicente López, dijo hoy que nunca sospechó del hijo menor de las víctimas, ahora detenido por el hecho, aunque consideró que su madre, "si lo está viendo desde el cielo, está muy enojada".

"Si la madre lo está viendo desde el cielo, está muy enojada con Martín (del Río), muy enojada", expresó la empleada durante una conferencia de prensa que dio esta mañana en la puerta de su casa de la localidad bonaerense de San Justo, a la que regresó ayer tras quedar en libertad luego de 13 días de arresto.

La mujer, que aún sigue imputada en la causa como “partícipe necesaria” del doble homicidio agravado, fue liberada ayer por el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa, a pedido de su defensa.

"Para ella la causa no está cerrada, es una libertad temporaria, sigue investigada, aún no fue sobreseída", dijo esta mañana el abogado de la mujer, Hugo López Carribero.

"Soy inocente, no sospecho de nadie, no voy a acusar a nadie, es muy feo acusar al prójimo, muy feo", expresó "Nina", quien recordó que trabajó 12 años con las víctimas y que conocía al hijo ahora detenido, ya que frecuentaba la vivienda de sus padres.

"Cuando pasaba me saludaba, me palmeaba la espalda, hacía alguna broma, eso nada más", describió la empleada.

Al ser consultada sobre la declaración de Martín del Río, quien la involucró en el doble crimen, dijo que "es todo mentira" y que "él sabrá por qué" la acusó.

Sobre el día en que encontró asesinados a José Enrique Del Río (74) y María Mercedes Alonso (72), el 25 de agosto pasado, "Nina" dijo que se desesperó y lo primero que atinó a hacer fue llamar a los hijos de las víctimas.

"Hay que estar en ese momento en mi lugar, me agarró una desesperación que no sabía para dónde correr, lo primero que se me ocurrió fue llamar a sus hijos", relató.

La empleada recordó que ambos hijos fueron a la casa tras su llamado y que "Martín lloró un ratito y se calmó".

  • Sobre el otro hijo de la pareja, Diego del Río, Nina dijo que no tenía relación ya que "muy rara vez" iba a la casa de los padres.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés