El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 20°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 20°C

El Gobierno impulsa la competitividad

16-11-2016
Compartir

Desde el Ministerio de Producción están convencidos de la necesidad de poner a disposición de las empresas diversos instrumentos y políticas de incentivo a la generación de valor, la capacitación y la multiplicación de puestos de trabajo. Varias de las medidas tomadas en los últimos meses van en ese sentido, sin embargo, la demanda en el mercado interno no siempre acompaña este proceso virtuoso como las autoridades y los empresarios esperan. Allí parece estar el principal escollo que enfrenta hoy la economía argentina.

Como fuere, los incentivos continúan y ayer se presentó el Programa de Transformación Productiva, destinado a asistir a las empresas que estén enfocadas en mejorar sus procesos productivos y su competitividad. La iniciativa se orienta a proteger el empleo e incentivar la creación de nuevos puestos de trabajo, al tiempo que pone a disposición financiamiento, asistencia técnica y planes de capacitación, entre otros beneficios al sector privado.

El programa recrea, de alguna manera, el espíritu de la mesa de diálogo, ya que allí participarán funcionarios de los ministerios de Producción y de Trabajo, junto a cámaras empresariales, trabajadores y sindicatos. El objetivo central es acompañar a las empresas que pretendan mejorar sus procesos productivos, dar lugar a un salto tecnológico o de escala, así como desarrollar nuevos productos, o reorientar su producción hacia actividades de la economía que tengan un perfil más competitivo, según se desprende de una resolución publicada ayer en el Boletín Oficial.

Incentivos específicos

En diálogo con la agencia Télam, el secretario de Transformación Productiva, Lucio Castro, señaló que este proceso de mejora de la competitividad de las empresas “permitirá hacer foco en el cuidado e impulso de una demanda de empleo de calidad genuina y sustentable en el largo plazo”. Al respecto, el funcionario resaltó que es “un instrumento que se suma a las políticas ya en ejecución impulsadas por el Gobierno Nacional” como la Ley Pyme o la Ley de Promoción del Autopartismo Argentino, dos de las iniciativas más promocionadas por el Poder Ejecutivo.

Lucio Castro remarcó que “la meta es transformar a la Argentina en una economía desarrollada, de pleno empleo, con salarios altos y una industria nacional protagonista de las cadenas globales de valor”.

En cuanto al financiamiento, Castro explicó que habrá una redefinición de las líneas de crédito vigentes en los ministerios de Producción y de Trabajo. Esto posibilitará otorgar hasta $140.000 por empresa, a una tasa bonificada y con amplios plazos de pago. Por otra parte, habrá un subsidio al empleo para la contratación de trabajadores, destinado a empresas con potencial competitivo y proyectos de crecimiento. Para eso, el Estado acompañará a las empresas aportando financiamiento para sus proyectos de expansión e inversión, que estén relacionados con el mantenimiento de la plantilla de trabajadores. También se prevé una instancia de capacitación para empleados, seguro de desempleo ampliado y asistencia familiar integral.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés