El Economista - 70 años
Versión digital

jue 23 May

BUE 11°C
Tendencias

Cómo hacer más sustentables nuestros hogares

Poner el foco en el medio ambiente resulta hoy clave tanto para las empresas constructoras como para los ciudadanos.

Hogares son responsables de más del 50% de las emisiones de CO2.
Hogares son responsables de más del 50% de las emisiones de CO2.
Hugo Torres 08 abril de 2022

La COP26 celebrada en Glasgow el año pasado llevó el tema ambiental al tope de la agenda pública mundial. Si queremos cuidar el medio ambiente y vivir en un mundo mejor, el momento de cambiar y aportar nuestro granito de arena es ahora.

Si hablamos de construcciones, nuestros hogares son responsables de más del 50% de las emisiones de CO2 y del consumo de energías primarias del planeta; tienen una influencia directa en el efecto invernadero y el cambio climático y en la pérdida de biodiversidad y en la contaminación de ríos, mares y suelos. 

Así, se da una paradoja:  construimos nuestras casas para protegernos del clima y con ello estamos contribuyendo al cambio climático, poniendo en riesgo nuestra supervivencia y la de las futuras generaciones.

Nuestros centros urbanos están lejos de ser amigables con el medio ambiente e incluso con nuestra salud. Si detallamos la huella que deja una construcción tradicional en el ambiente, se sabe que los edificios descargan 40% de dióxido de carbono a la atmósfera, mientras que las industrias, en promedio, emiten 28%.

Tomando consciencia de estos datos, no tenemos que desesperar pero sí tomar cartas en el asunto y revertir la situación a partir de ahora, desde el lugar en que cada uno se encuentre: poniendo el foco desde la construcción en diseñar desarrollos sustentables ofreciendo beneficios tanto a los desarrolladores como a los compradores, para que el acceso a una vivienda que proteja la calidad de vida de las personas y el ambiente sea un derecho. Y desde el rol de ciudadano, cuidando los recursos lo máximo posible. 

Ideas eco-friendly 

Hay varios aspectos a tener en cuenta para lograr un hogar más amigable con el medio ambiente.

  1. Regular el uso de agua. Según datos de la OMS, una ducha estándar dura unos 10 minutos, durante los cuales se utilizan 200 litros de agua. Es decir que con sólo reducir ese hábito a 5 minutos, ahorraríamos 100 litros de agua por día. En este sentido, los expertos recomiendan instalar griferías con aireadores, que disminuyen el caudal del agua sin perder presión.
  2. Usar luminarias LED. En Argentina directamente se prohibió el uso de las antiguas lámparas, ya que esta nueva tecnología es superadora en todo sentido: duran hasta 500 veces más y consumen 90% menos de electricidad.
  3. Climatización pasiva. ¿A qué se refiere ese término? A las técnicas que, con poco o ningún consumo energético, permiten generar las condiciones de temperatura, humedad y calidad de aire adecuadas para la comodidad y habitabilidad de los espacios, reemplazando parcial o totalmente los sistemas mecánicos activos. El ahorro energético en las viviendas pasivas puede suponer entre 70% y 90% respecto a los hogares convencionales y es la última tendencia en construcciones.

Poner el foco en el medio ambiente resulta hoy clave tanto para las empresas constructoras como para los ciudadanos, ya que todos queremos vivir en un mundo mejor y estamos dispuestos a realizar nuestro pequeño aporte para lograrlo. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés