El Salvador de Bukele: innovación monetaria, retroceso político

El Salvador es el primer país que aceptará BTC como moneda legal mientras HRW alerta por un “Chavéz 4.0”.

7 de septiembre, 2021

El Salvador de Bukele: innovación monetaria, retroceso político

Hoy es un día histórico para El Salvador, ya que el país centroamericano se convertirá en el primer país en el mundo que aceptará al Bitcoin como moneda de curso legal. La otra es el dólar.

La medida había sido aprobada por la Asamblea Legislativa en junio y a fines de agosto avaló un fideicomiso de US$ 150 millones para garantizar la “convertibilidad automática” del Bitcoin al dólar. Desde hace semanas, ya se instalaron cientos de cajeros automáticos por todo el territorio para que la población pueda convertir libremente Bitcoins en dólares. 

Para incentivar su uso, el presidente Nayib Bukele anunció que los salvadoreños que viven en el extranjero no tendrán que pagar las comisiones de las remesas, que el año pasado representaron el 22% del PIB del país. 

Sin embargo, pese a las altas expectativas del Gobierno, la población se sigue resistiendo a la medida. Según un sondeo de la Universidad Centroamericana, siete de cada diez salvadoreños está “en desacuerdo o muy en desacuerdo” con el uso de esta criptomoneda, mientras que el 65,2% de la población no está interesada en descargar la billetera electrónica “Chivo” necesaria para hacer compras y ventas con la misma. 

Este malestar general desembocó en varias marchas en donde las consignas eran “¡No al lavado de dinero corrupto!” y “No queremos bitcoin“. Los principales argumentos para rechazarlo es su inestabilidad, ya que cambia constantemente de valor, y que posibilita el lavado de dinero.  

Mientras el mundo observa con ansiedad esta situación y los bitcoineros tocan el cielo con las manos, Bukele continúa avanzando contra las instituciones de su país. Hace unos días, la Corte Suprema de El Salvador reinterpretó la Constitución y aprobó la reelección presidencial. Así, Bukele, que asumió en 2019, podrá buscar un segundo mandato en 2024. 

El artículo 152 de la Carta Magna señala que no puede ser candidato a presidente “el que haya desempeñado la Presidencia por más de seis meses, consecutivos o no, durante el periodo inmediato anterior, o dentro de los últimos seis meses anteriores del periodo presidencial”. Sin embargo, los magistrados consideraron que la interpretación había sido errónea. 

Ante esta situación, el director de la División de las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, explicó que “Bukele desmantela las instituciones democráticas como Chávez (en Venezuela) pero a un ritmo mucho más alarmante”. 

Por ejemplo, Chávez logró controlar el Tribunal Supremo de Justicia en 2004 (a 5 años de asumir la presidencia), mientras que Bukele lo logró en 2021 (a 2 años). Además, el líder venezolano logró saltarse los límites a la reelección presidencial en 2009 (a 10 años de asumir) y el salvadoreño en 2021 (a 2 años). 

Según Vivanco, los próximos pasos serán: censura a la prensa, restricciones a la sociedad civil, impunidad total por violaciones de DD.HH., detenciones de opositores, fraude electoral, entre otros.