Se endurece la campaña en Córdoba

El oficialismo de Córdoba, liderado por Schiaretti, se ve optimista frente a las elecciones, aunque Juntos por el Cambio pisa con fuerza en la provincia.

26 de agosto, 2021

Se endurece la campaña en Córdoba

Córdoba tiene el segundo padrón electoral del país y este año elige senadores. Sólo esos dos datos justificarían que concentre mucha atención en este proceso electoral. Pero a ellos hay que sumarles la dura competencia en Juntos por el Cambio que involucra  a las principales figuras nacionales de la coalición y la tradicional dentro del peronismo.

En Hacemos por Córdoba, el oficialismo provincial que lidera el gobernador Juan Schiaretti, hay optimismo porque se considera que frente a la división de Juntos por el Cambio la suya podría ser la lista individualmente más votada. Claro que Juntos por el Cambio será el espacio más votado si se suman sus dos listas y el Frente de Todos quedaría tercero.  Schiaretti se involucró en la campaña pidiendo el voto por su esposa Alejandro Vigo que es candidata a senadora y por Natalia De la Sota, hija de José Manuel, u encabeza la lista de diputados. “Ellas” como dice en todas la piezas de campaña “irán a Buenos Aires a defender los intereses de los cordobeses” sostiene el gobernador en un spot. Cordobesismo a pleno.  De todas maneras, los analistas anticipan que en noviembre, Juntos por el Cambio volverá a ganar en la provincia, quedándose con los dos senadores que le corresponden a la mayoría y con 5 diputados de los 9 que se renuevan.

Pero en lo que a primarias se refiere la acción está en Juntos por el Cambio. Allí compiten cuatro listas, pero sólo dos tienen posibilidades ganar. La que lleva como primer candidato a senador a Luis Juez es apoyada por Patricia Bullrich mientras que el radical Rodrigo de Loredo,  con el respaldo de Marín Lousteau encabeza la lista de diputados. La otra lista con posibilidades de ganar propone al radical Mario Negri para el Senado y al macrista Gustavo Santos para Diputados.  Este sector tiene el apoyo explícito de Mauricio Macri lo que generó malestar en la otra lista que incluye a varias figuras del PRO.  A su vez, la mayor parte de la estuctura de la UCR en todos el país apoya a Negri al ue se  le valora su desempeño al frete del interbloque en la Cámara baja. 

Los buenos modales que había en esa competencia se terminaron porque, como se esperaba que ocurriese en algún momento, a Juez se le soltó la cadena y afirmó: “Yo no voy al Senado a jubilarme, voy a enfrentar a Cristina”. La respuesta no tardó en llegar y desde el sector de Negri se destacaron sus peleas contra el kirchnerismo y las supuestas claudicaciones de Juez y de su compañera en la lista, la actual senadora Laura Rodríguez Machado.

En el oficialismo local esperan el triunfo de Juez en las primarias porque descuentan que algún tramo de la campaña tendrá un exabrupto que le restará votos.  Además, consideran que le costará  retener los votos, sobre todo los más identificados con el radicalismo,  que en las primarias se inclinaron por Negri. 

Distinto es el caso de la lista de candidatos porque estará integrada por los candidatos de todos los sectores que haya logrado el 25% de los votos, un porcentaje , que se descuenta, superarán ambas  listas.