Cristina Fernández de Kirchner: “Esta causa es un disparate judicial, institucional y político”

En su defensa, Cristina Fernández de Kirchner determinó que ninguno de los imputados en la causa por el Memorándum con Irán tienen alguna conexión o responsabilidad institucional.

16 de julio, 2021

Cristina Fernández de Kirchner: "Esta causa es un disparate judicial, institucional y político"

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner calificó hoy de “disparate judicial, institucional y político” a la causa por el Memorándum de Entendimiento con Irán, en el marco de su exposición durante la audiencia pública que se realizó esta tarde.

Estamos acusados de ser encubridores del más terrible atentado terrorista que sufrió nuestro país“, subrayó en el inicio de su exposición la expresidenta, que era escuchada por más de 20 mil personas a través de YouTube.

La audiencia pública fue convocada por el Tribunal a cargo del juicio por la firma del memorándum con Irán por el atentado a la AMIA. El objetivo de esta es resolver si declara la nulidad de la causa, como piden las defensas de la Vicepresidenta y otros imputados en el expediente.

Se trata de la denuncia realizada por el fiscal Alberto Nisman en 2015, donde acusó a la entonces presidenta, a varios de sus funcionarios y a personas de su entorno de haber llevado adelante un plan de impunidad para los iraníes acusados de haber organizado el ataque a la mutual judía, de la que el domingo próximo se cumplirán 27 años.

En ese sentido, Fernández de Kirchner sostuvo que “todos queremos saber la verdad sobre la AMIA”, de cuyo atentado terrorista se cumplen este domingo 27 años y recordó que siempre fue “sumamente crítica del curso de la investigación”. “Esta causa es un dislate, un disparate”, insistió.

Aseveró que los imputados en la causa por el Memorándum con Irán no tienen “ninguna conexión ni responsabilidad institucional” y consideró que “uno de los problemas de la impunidad del atentado tiene que ver con este manejo político que se le dio a la causa”.

Asimismo, la vicepresidenta fue contra la “mesa judicial” del Gobierno de Mauricio Macri. “Desde el primer día del Gobierno de Mauricio Macri ocurrieron hechos gravísimos y el Poder Ejecutivo buscó controlar al Poder Judicial para usarlo para perseguir a opositores”, afirmó.

Luego apuntó a Pepín Rodríguez Simón por armar “la llamada mesa judicial”. “Asesoro a Macri y hoy está prófugo”, dijo Cristina.

“Se hicieron maniobras persecutorias para perjudicarnos a mí y a mi familia desde la UIF, la Oficina Anticorrupción, la AFI, la AFIP y el Banco Central”, declaró. “Además se ponían a dedo jueces y se intentó poner un tribunal oral a dedo, el número 9”, añadió, señalando al Gobierno anterior de persecusión política contra ella.

Como prueba sostuvo que los jueces Julian Ercolini y el fallecido Claudio Bonadio eran los magistrados que le tocaban “siempre” en el marco de distintas causas que se le iniciaron durante el gobierno de Mauricio Macri. “Eran como jueces de atracción. Ercolini y Bonadio, siempre eran esos dos jueces”, indicó la expresidenta.

Por otro lado, Cristina Fernández de Kirchner puntualizó que “el memorando tenía un único objetivo: que los acusados del atentado pudieran ser indagados”. “Ese acuerdo jamás entró en vigencia, porque Irán –que según Nisman era la favorecida– jamás su parlamento aprobó ese memorándum”, sentenció.

“Esto es como el rey desnudo. Acá hubo alguien que encontró en un informe de ingreso de (los jueces) Hornos y Borinsky, siempre en coincidencia con las causas, tanto a la Casa de Gobierno como en Olivos. También se descubrió que Borinsky fue a la Quinta de Olivos en 15 oportunidades. Iba un poco más seguido que Hornos a la Casa Rosada. Estas visitas habían sido negadas y los informes adulterados”, sostuvo.

“Un juez que jugaba al tenis con Mauricio Macri no puede ser imparcial ante una causa que me involucra. ¿En serio que quieren hacernos creer que estas causas son legítimas? Nunca vi algo así de ilegal, los mismos jueces involucrados. Es un escándalo monumental y los medios concentrados no dicen nada”, afirmó la vicepresidenta.

Si bien tanto la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) como la fiscalía habían reclamado la postergación de este encuentro por diferentes motivos, los jueces optaron por mantenerlo para el mismo día, pero cambiaron el horario de inicio para las 13 horas de este mediodía.

En el caso de la DAIA, solicitaron pasarlo para otro momento porque coincidía con el acto aniversario por el atentado a la AMIA, mientras que el fiscal lo hizo porque no estaba toda la información que había solicitado sobre las reuniones de dos jueces de Casación con el ex presidente Mauricio Macri, eje de los planteos que hará la ex mandataria nacional. Para la entidad que agrupa a asociaciones israelitas, resultaba “absolutamente impertinente e irrespetuoso con la memoria de las víctimas” la realización de una audiencia “jurídicamente cuestionable el mismo día del acto” por la tragedia.