Uso industrial de cannabis: proponen crear autopartes con el cáñamo

3 de junio, 2021

Uso industrial de cannabis: proponen crear autopartes con el cáñamo

Un proyecto de ley busca promover el desarrollo del cáñamo de cannabis para fabricar autopartes, como parte del paquete de iniciativas presentadas ayer por el Gobierno nacional para darle distintos usos a la planta, según explicó hoy su autora.

Se trata del proyecto de la diputada nacional del Frente de Todos (FdT) Mara Brawer quien detalló que “la fibra que se genera del cáñamo es una fibra que genera bio-plástico. Puede reemplazar al plástico”.

Como ejemplo, citó que empresas como BMW, Audi o Mercedes Benz “fabrican autopartes con el cáñamo”.

Ayer, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó un proyecto para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial, ocasión en la que expresó la iniciativa apunta a generar un “mejor acceso a la salud” con una “oferta nacional de un producto de calidad y validado” de fuerte impacto social y económico.

Brawer señaló que el cáñamo es una de las variedades del cannabis y que por su composición genética produce menos del 1% de THC, es decir, no tiene ningún principio psicoactivo, haciendo que países europeos y China comenzaran a producirlo.

El derrotero del cañamo en Argentina

En este sentido, comentó que en la Argentina, el cáñamo se desarrolló hasta la década del 70 y luego la dictadura lo prohibió. Brawer describió que la algodonera de Villa Flandria, en el partido bonaerense de Luján, llegó a generar 3 mil puestos de trabajo, construyó escuelas y centros culturales a través del desarrollo textil del cáñamo.

Más propiedades: como suplemento dietario

A su vez, la funcionaria hizo hincapié en que sirve para la industria alimenticia, ya que la semilla del cáñamo tiene aminoácidos, es decir, proteínas necesarias para la vida humana, por lo tanto “se pueden hacer suplementos dietarios para personas desnutridas” y su aceite “no produce colesterol”.

En esta misma línea, aseguró que se puede cultivar en cualquier parte del país y no perjudica al medio ambiente ya que “las plantas del cannabis tienen una utilidad para recuperar suelos, absorbe los metales pesados, y toda la cadena productiva tiene huella de carbono negativa”.

Al estilo uruguayo

En diálogo con Radio Urbana Play, la diputada remarcó que la ley actual de cannabis medicinal es “solo para investigación y producción pública”, y que no existe la producción industrial. Es por ello que con el nuevo proyecto se crearía un marco regulatorio al estilo de Uruguay, creando una agencia compuesta por varios ministerios (producción, salud, agricultura) que sería la encargada de entregar los permisos y todo lo que tiene que ver con la cadena productiva.

“Un debate distinto”

Con respecto al debate de la despenalización de la producción de cannabis con fines recreativos, enfatizó en que es un debate distinto, donde en este proyecto se prioriza la industria y que “no se puede debatir el fin del cannabis medicinal que ayuda a un chico con epilepsia o la construcción de autopartes con el cannabis recreativo, porque es la misma planta pero son usos absolutamente diferentes”.