Se desacelera la inflación en Brasil

11 de mayo, 2021

Se desacelera la inflación en Brasil

En abril, la tasa de inflación en Brasil registró una fuerte desaceleración. La suba del Indice de Precios Amplio fue de 0,31% mientras que en marzo había llegado al 0,93%. Pero en el acumulado de los últimos doce meses, se anotó una suba de 6,10% a 6,76%, el nivel más alto desde noviembre de 2016. De todas maneras, esos resultados interanuales son consecuencia de que en abril y mayo de 2020 hubo deflación. 

En el resultado de abril fue clave, que luego de haber aumentado durante diez meses consecutivos, haya bajado el precio de los combustibles por lo que el rubro Transporte  retrocedió 0,08%. Por otra parte, un rubro clave y volátil, como es el de Alimentos y Bebidas, subió 0,40%, más que el índice general y casi triplicando el incremento que tuvo en marzo.

La inflación todavía se ubica por encima del centro de la meta de inflación del Banco Central de 3,75%, aunque tiene un margen de tolerancia en más o en menos de 1,5 punto porcentual.

En el acumulado de los primeros cuatro meses del año, la suba del IPCA alcanzó a 2,37%, pero las autoridades económicas consideran que obedeció a factores transitorios y que se irá desacelerando en los próximos meses. Según la última proyección de los analistas del mercado, la inflación en 2021 será de 5,06%.