Restricciones para la construcción en CABA: sorpresa en el sector inmobiliario

1 de mayo, 2021

Restricciones para la construcción en CABA: sorpresa en el sector inmobiliario

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció ayer nuevas medidas restrictivas en el marco de la segunda ola de coronavirus, entre las cuales se establece que no estarán permitidas las actividades del sector de la construcción, excepto las obras de menos de 2.500 m2. “Es necesario restringirlas transitoriamente para disminuir aún más la circulación”, argumentaron.

Frente a esto, la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI) advirtió que esta medida causará una nueva retracción del mercado inmobiliario, y recalcaron que “esto podría ser la estocada final para muchas empresas de construcción”.

A la vez, detallaron: “Que no se pueda avanzar en la construcción de nuevas unidades significa que por segundo año consecutivo vamos a tener menos unidades para la venta y el alquiler. Esto significa un achique de la oferta y un aumento en los precios, algo que no le conviene a nadie”.

Al respecto, el presidente de la entidad que nuclea a más de 7 mil operadores inmobiliarios en todo país, Alejandro Ginevra, señaló que “provocar una parálisis en obras de más 2.500 m2 para reducir la circulación es un capricho que volverá a causar un nuevo retroceso y retracción del mercado inmobiliario, ya que el personal afectado a la construcción no está utilizando el transporte público desde el inicio de la pandemia. Estamos sorprendidos porque son medidas inconsultas”.

Desde CAMESI se argumenta que el mercado inmobiliario viene golpeado desde antes de las restricciones y tuvo una caída histórica en 2020, año en el que prácticamente estuvo congelado por los alcances de la ley de alquileres, las medidas que impedían las mudanzas, la prorroga de los alquileres y la imposibilidad de contar con nuevas unidades por la parálisis de la construcción.

Finalmente, Ginevra destacó la conducta de los operadores inmobiliarios y de las empresas desarrolladoras en el “respeto y riguroso cumplimiento de los protocolos autorizados” y manifestó que desde el sector “se espera que seamos convocados por las autoridades del gobierno de la Ciudad para revertir esta medida y podemos avanzar en un marco de cuidado de la salud de nuestros operadores, obreros y clientes, que son uno de los motores de la recuperación de la economía de la Argentina”