¿Cuánto tiempo se tarda en encontrar empleo?

11 de febrero, 2021

¿Cuánto tiempo se tarda en encontrar empleo?

Por Federico Favata (*) y Gabriel Montes Rojas (**)

La historia argentina nos mostró que la economía no es para nada estable. Hay momentos de auge y otros de crisis. En ese sentido, pareciera que existe una clara asimetría entre caída versus recuperación. Los datos muestran que el tiempo que se tarda en recuperar un indicador siempre es mayor al que tardó en perderse, con el consecuente efecto negativo en la duración promedio.

Estos cambios bruscos en la economía generan desequilibrios considerables en el mercado laboral, donde cualquier política que se lleve a cabo termina siendo insuficiente por las inexorables variaciones de la actividad. ¿Y esto en qué impacta? Al ser una economía tan volátil, períodos donde el bolsillo gana y otros en los que pierde, deja huellas en diversos indicadores sociales, entre los que se destaca la pobreza y el desempleo (búsqueda activa de empleo).

En ese sentido, la probabilidad de que una persona deje de estar desempleada es más baja en las mujeres que en los varones, debiéndose en gran parte, a la discriminación que hay en el mercado laboral, según diversos artículos académicos. Para el caso de poseer seguro de desempleo y/o indemnizaciones por despido, el lapso de búsqueda aumenta significativamente.

Los datos relevados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) muestran que a medida que pasa el tiempo más personas abandonan la lista de desempleados. El 25% de los desempleados encuentran empleo en menos de seis meses, mientras que el 50% tarda menos de diez meses. Sin embargo, de los datos surge que 25% son desempleados de alta duración, es decir, que no cambian de estado antes de un año. Cuando se analizan los datos por género: el 25% de los varones encontraron trabajo en 4 meses y medio, mientras que las mujeres necesitaron aproximadamente 6 meses para lograr ese cambio de estado.

Sin embargo, el género no es la única característica que incide en la duración del desempleo. La edad también es clave en la búsqueda de trabajo. A mayor edad aumenta la probabilidad de quedarse desempleado más tiempo. Esto puede explicarse por el hecho de que el salario esperado es mayor a medida que la persona envejece, por lo que la probabilidad de aceptar un puesto de trabajo con salario bajo disminuye. A eso, sin embargo, se suma la preferencia que tienen las empresas por contratar personas jóvenes.

Los problemas no solo se ubican durante el desempleo, sino luego de encontrar trabajo. Es muy común tener una penalidad salarial e incluso un incremento en la probabilidad de ingresar en la informalidad (empleo “en negro”) luego del paso por el desempleo.

La tasa de desempleo decrece desde el 16% de 2003, aunque de manera muy errática. La estabilidad es el principal remedio para nuestra economía, generando políticas que busquen disminuir la brecha de género entre el hombre y la mujer, incentivos para contratar más mujeres y personas de edad media, con el objetivo de disminuir el evitar los efectos negativos que tiene el desempleo en el largo plazo.

 

(*) Magister en Econometría (UTDT)

(**) Dr. en Economía (Universidad de Illinois)