Rossi: “La idea es vacunar 5 millones por mes, al principio capaz nos cueste un poquito”

30 de noviembre, 2020

agustin rossi

Con más de 60 millones de infectados y casi 1,5 millones de muertes, las cifras de la pandemia mundial siguen empeorando. Sin embargo, los cuatro proyectos más importantes que están en la búsqueda de una vacuna han brindado, en las últimas semanas, noticias esperanzadoras tanto para los gobiernos como los mercados. Para todo el mundo, en rigor.

El gigante farmacéutico Pfizer, junto a su socio alemán BioNtech, fueron los primeros en informar que los ensayos clínicos de su vacuna experimental habían arrojado resultados muy positivos. La inmunización, la cual fue probada en 41.135 voluntarios, tuvo una efectividad de 95%, sin verificarse efectos secundarios. Por ello, recientemente Pfizer solicitó una aprobación de emergencia a Food and Drug Administration (la famosa FDA de EE.UU.) para su uso: el mismo podría ser concedido en diciembre.

Según la compañía, actualmente cuentan con 50 millones de dosis disponibles para utilizar este año y podrían producir 1.300 millones en 2021. Uno de los problemas por resolver es la logística de distribución, ya que las dosis deben conservarse a -70° C.

Moderna, empresa también estadounidense, comunicó en noviembre que su vacuna experimental tuvo una efectivad de 94,5% luego de que 30.000 voluntarios recibieran las dosis. Además, tuvo una efectividad similar en los individuos de más de 65 años. Aunque todavía no han realizado una solicitud de emergencia, la empresa calcula tener 20 millones de dosis para utilizar en diciembre en EE.UU. y 1.000 millones en 2021 para distribuir en todo el mundo (la ventaja es que pueden permanecer hasta un mes en un refrigerador estándar).

Por otra parte, Oxford y AstraZeneca, universidad y laboratorio británicos, informaron que su muestra tiene una efectividad promedio de 70% luego de realizar pruebas en 30.000 voluntarios: después de administrar dos dosis completas, la efectividad fue de 60% mientras que, al aplicar media dosis seguida de una dosis completa, el porcentaje se elevó hasta 90%. El dúo británico espera tener 200 millones de dosis antes de que termine 2020 y 700 millones en 2021. Al igual que la de Moderna, su vacuna puede conservarse a temperaturas estándar.

Por último, las pruebas rusas de la Sputnik V, proyecto del Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología, alcanzaron una efectividad de 92% en su prueba con 16.000 voluntarios. La vacuna rusa es la única que consiguió, hasta el momento, la aprobación de las autoridades del país de origen y la que más cerca está de Argentina, aunque aún falta la firma del acuerdo. Algunas voces la consideran “floja de papeles”.

Argentina

Respecto a Argentina, el último viernes, el presidente, Alberto Fernández, dijo que “estamos viendo cómo construir junto a los gobernadores la infraestructura necesaria para poder vacunar a todas las personas en riesgo entre enero y febrero, de modo tal que, en marzo, cuando el otoño llegue, toda la población en riesgo esté inmunizada”.

El Gobierno informó que, para fin de año, podrían llegar hasta un millón de dosis de Pfizer y más de 10 millones de Sputnik V (en total, se compraron 25 millones) para iniciar la vacunación a principios del año que viene. Respecto a las inmunizaciones de Oxford y Moderna, en 2021 se producirían en el país casi 150 millones dosis de la primera, mientras que no se ha alcanzado ningún acuerdo con el segundo proyecto.

“Estamos en negociaciones para comprar vacunas que estarían disponibles en marzo, y trabajamos a todo vapor con Rusia para que entre enero y febrero podamos vacunar a alrededor de 10 millones de argentinos”, explicó Fernández.

El Presidente comentó que las autoridades buscan que “la vacunación alcance al personal sanitario, de las FF.AA. y de seguridad, a los docentes, a los mayores de 60 años y a las personas de entre 18 y 60 años que tengan una enfermedad prevalente”.

“El total de personas que deberíamos vacunar entre enero y marzo es de 13 millones de personas, eso significa alrededor del 25% de los habitantes de Argentina”, resaltó Fernández. En relación a esto, manifestó que “en marzo vamos a seguir vacunando”. La vacunación, dijo, va a ser gratuita, “y no obligatoria”.

Ayer, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó que las primeras vacunas contra el coronavirus estarán disponibles en la primera quincena de enero y que será “la campaña de vacunación más importante de la Historia Argentina”. El ministro dijo que la idea es aplicar “cinco millones de vacunas por mes, aunque al principio capaz nos cueste un poquito”.