Bioceres, a la espera de Bolsonaro

9 de octubre, 2020

bioceres trigo HB4

La compañía argentina de biotecnología Bioceres SA espera que Brasil apruebe su variedad transgénica de trigo HB4 resistente a la sequía antes del inicio de la próxima campaña del cereal, cerca de marzo del 2021. Así lo dijo ayer el Gerente Ejecutivo de la empresa, Federico Trucco, en diálogo con Reuters.

Argentina aprobó la variedad HB4 de Bioceres el miércoles y se convirtió, así, en el primero en el mundo en autorizar el uso de trigo transgénico, aunque el Gobierno solo permitirá que comercialice la semilla una vez que el vecino Brasil autorice las importaciones del trigo HB4. ¿Por qué? Porque es el principal importador del cereal para Argentina: 85% del saldo promedio va hacia allí

“Esperamos que prontamente ellos (Brasil) puedan tomar una decisión. Esto lo esperamos antes de la próxima campaña triguera del hemisferio sur, que empezaría el próximo otoño y es un proceso que ya está bastante avanzado”, dijo Trucco ante Reuters.

El Gobierno brasileño no respondió de forma inmediata a un pedido de comentario de la agencia.

A su vez, el Gerente Ejecutivo de Bioceres agregó que “aún recibiendo la luz verde, no quiere decir que la compañía (…) inmediatamente lance comercialmente la tecnología. Nosotros podemos esperar a tener otras geografías inclusive incorporadas a las aprobaciones”.

Además de Brasil, “el proceso desregulatorio del trigo HB4 ha sido iniciado ya en Estados Unidos, Uruguay, Paraguay y Bolivia. La compañía también se encuentra preparando presentaciones para Australia y Rusia, así como en otros países de Asia y Africa”, dijo la empresa.

A su favor, señaló el portal Bichos de Campo, la compañía de Biotecnología muestra ensayos con resultados muy promisores, que seducen a los productores. “En lotes de producción y ensayos a campo llevados a cabo durante los últimos 10 años, las variedades de trigo HB4 mostraron mejoras de rendimiento en promedio del 20% en situaciones de sequía”, enfatizaron en Bioceres.

El “evento” es el resultado de una colaboración público-privada de más de 15 años entre la empresa y el grupo de investigación de la doctora Raquel Chan del Conicet-Universidad Nacional del Litoral, responsable del descubrimiento. El mismo, se si se aprueba, será comercializado por Trigall Genetics, un joint-venture entre Bioceres y Florimond Desprez de Francia

Dejá un comentario