BCRA: flotación del dólar, suba de tasas de 5 puntos y yuanes para ComEx

2 de octubre, 2020

En el marco de las tensiones cambiarias y la constante pérdida de reservas internacionales, cuyo ritmo ha mantenido en alerta a las autoridades desde hace varias semanas, el Banco Central (BCRA) dispuso ayer una serie de medidas con miras a eliminar dichas tensiones en el mercado cambiario y buscar mayor la liquidez en el mercado. En ese sentido, la entidad monetaria se refirió a una “actualización” en los lineamientos de política monetaria, por lo que anunció varias medidas.

El BCRA anunció que modificará la tasa de pases pasivos a un día de plazo y la ubicará en 24%, lo que implica un incremento de cinco puntos porcentuales respecto del nivel vigente de 19%. “La decisión busca incrementar el atractivo de los instrumentos financieros en moneda local de corto plazo, en vistas de desalentar comportamientos que podrían afectar el mercado de cambios en un contexto de tensiones estacionales que se registran en la actualidad”, argumentó.

En su comunicado, la entidad que conduce Miguel Pesce agregó que, simultáneamente, la política monetaria administrará el stock de Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) “en vistas de minimizar el impacto de la decisión sobre el costo de esterilización”.

Además, se refirió a “abandonar el mecanismo de devaluación uniforme”, dando espacio a mayor volatilidad y “manteniendo el nivel competitivo del tipo de cambio real multilateral”. “En el marco de la estrategia de flotación administrada, el ritmo de depreciación diario se adecuará en forma gradual a las necesidades de la coyuntura”, afirmó. Por lo tanto, se dejará atrás la política de intervención constante que mantenía anclado el tipo de cambio con una devaluación diaria administrada.

“Se abrirá una rueda en el MAE (Mercado Abierto Electrónico) y se tramitará las autorizaciones en el Rofex para permitir la compra del yuan renminbi contra el peso argentino para operaciones de comercio exterior. También se abrirá la posibilidad de celebrar contratos a futuros denominados en yuanes renminbi. Esta medida no implica que se puedan comprar yuanes físicos para atesoramiento ni se permitirá la apertura de cuentas bancarias denominadas en esa moneda. Está destinada a facilitar la operatoria de comercio exterior”, indicó.

Además, la entidad monetaria anunció que utilizará sus reservas en esa moneda para responder por estas operaciones y aclaró que no está previsto la activación del swap de monedas firmado con el Banco Popular de China. “Se facilitarán las nuevas Inversiones Extranjeras Directas permitiendo que tengan libre acceso al mercado oficial para repatriar las inversiones a partir del primer año de realizadas”, añadió.

Adicionalmente, indicó que se bloquearán los CUIT para la compra para atesoramiento de divisas de los funcionarios del máximo nivel de la administración pública nacional hasta el rango de subsecretarios o equivalentes, de legisladores nacionales (diputados y senadores), y los directores de bancos públicos incluidos los del BCRA.

De esta manera, el acceso al dólar para ahorro será ahora para aún menos personas. Esta semana se confirmó que el supercepo cambiario quedó más reforzado con la exclusión del Mercado Único y Libre de Cambios (Mulc) de los trabajadores cuyas empresas fueron beneficiarias del programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP), el cual le otorga parte de los salarios a las empresas del sector privado. Dicha exclusión afecta a más de 2,8 millones de trabajadores.

Los afectados por esta medida no sólo son los que están cobrando el ATP del último mes correspondiente, sino también todos aquellos que en algún momento lo cobraron, lo que representa una gran parte del sector privado. De esta forma, se suman a los que ya estaban inhabilitados a comprar dólares, como los perceptores del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), beneficiarios de planes sociales, beneficiarios de los nuevos créditos a tasa subsidiada, entre otros.

En otro comunicado que emitió también ayer, el BCRA afirmó que “redoblará sus esfuerzos en pos del desarrollo de instrumentos de ahorro e inversión que permitan a los argentinos obtener rendimientos positivos no solo respecto de la evolución de la inflación, sino también en relación a la evolución del tipo de cambio”. “En este sentido, se procurará armonizar progresivamente las tasas de referencia de los instrumentos de política monetaria, minimizando el impacto sobre el costo de esterilización”, sostuvo.

Dejá un comentario