Paradoja: a Trump le hicieron un muro

11 de agosto, 2020

Paradoja: a Trump le hicieron un muro

El Gobierno se manifestó ayer a favor de aplazar la elección del próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) debido a que considera que, en medio de la pandemia, no es apropiado que se discuta su designación de manera virtual.

La secretaría del BID notificó hace unos días el inicio del proceso de propuesta de candidatos para próximo presidente de la institución y anunció que la elección se haría de forma virtual del 12 al 13 de septiembre.

“Ese aplazamiento es necesario porque no puede salir algo tan vital para nosotros como el nuevo presidente del BID de una reunión virtual” dijo el canciller, Felipe Solá, en una entrevista con Radio con Vos en Buenos Aires.

La semana pasada, los gobiernos de México y Chile junto a la Unión Europea habían solicitado el aplazamiento del proceso de elección.

Por otro lado, Solá sostuvo la necesidad de que el jefe del organismo sea latinoamericano para ayudar a los países de la región a recuperarse tras la crisis que profundizó el coronavirus, y destacó que Argentina respalda la candidatura de Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos del Gobierno y hombre de estrecha confianza de Alberto Fernández

“Para la reconstrucción en nuestras economías es fundamental tener una visión latinoamericana en el BID porque somos los más golpeados económicamente”, expresó Solá.

Mauricio Claver-Carone, asesor y la opción del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es el favorito actual para ocupar el puesto en el BID y es conocido por su postura crítica con Cuba y Venezuela. Además de las naciones más pequeñas, tiene el apoyo de Colombia y Brasil.

Claver-Carone se convertiría en la primera persona de fuera de América Latina en liderar el BID, que tiene su sede en Washington y es una institución hermana del Fondo Monetario Internacional. La institución ha sido dirigida por latinoamericanos desde su fundación en 1959.

“Según la tradición establecida por (Dwight) Eisenhower, el BID siempre fue presidido por un latinoamericano. Hoy (Donald) Trump quiere poner a un estadounidense. Para postergar la decisión hasta después de las elecciones de EE.UU. hace falta el 25% del poder de voto”, contextualizó el politólogo Andrés Malamud en Twitter. Con la sumatoria de México en el lote postergador (algunos tenían dudas sobre qué haría AMLO tras su reciente paso por la Casa Blanca), estarían los votos para postergar todo y, eventualmente, hacer caer la postulación de Claver-Carone. “Cada vez más gobiernos latinoamericanos huelen la derrota electoral de Trump y le votan en contra en el BID”, agregó Malamud. Si Trump pierde, como se cree, las perspectivas de Béliz son alentadoras.

Dejá un comentario