Puja entre frugales y mediterráneos por Plan Marshall pandémico

20 de julio, 2020

merkel davos

El debate en el seno de la Unión Europea (UE) sobre la creación de un fondo de asistencia para los países más golpeados por la pandemia de coronavirus pasó ayer a cuarto intermedio sin acuerdo luego de tres jornadas de deliberaciones y el receso podría extenderse incluso hasta el martes, según fuentes comunitarias.

Los líderes de los países austeros (Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria), propusieron que el fondo sea de US$ 400.000 millones, menos de la mitad que lo sugerido inicialmente por la Comisión Europea (CE).

El presidente de la CE, Charles Michel, insistió en su plan de que el fondo sea de US$ 856.000 millones: de ellos, US$ 456.000 millones para ayuda directa y US$ 400.000 millones en préstamos, pese al rechazo de los países “frugales” con que se inició el tercer día de la cumbre celebrada en Bruselas.

Luego de más de cuatro horas de reunión, y de que los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 Estados miembros iniciaran la cena en el quinto piso del lujoso Europa Building, el presidente de la CE llamó a un receso de 45 minutos y lo anunció su vocero Barend Leyts a través de su cuenta de Twitter.

Pero fuentes comunitarias revelaron que el receso podía extenderse a toda esta noche e incluso a la jornada de mañana entera.

Sin llegar a un acuerdo sobre el fondo de recuperación que apoyan Alemania y Francia y reclaman los países más golpeados de la pandemia (España e Italia) y con el objeto de enfrentar las nefastas consecuencias de la pandemia a nivel continental, los miembros de la UE decidieron agregar una nueva jornada a la cumbre.

Las principales diferencias entre los países están relacionadas con el volumen del fondo de recuperación y el equilibrio entre subvenciones y préstamos, las condiciones para aprobar las ayudas y los descuentos que reciben algunos países en su aporte al presupuesto comunitario, según las agencias de noticias ANSA y EFE.

La propuesta inicial presentada por Michel estipulaba un fondo cercano a US$ 856.000 millones, muy lejos de lo que hoy ofrecieron Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria, los cuatro países que se hacen llamar “austeros”, luego de una pulseada de ofertas que pasó rápidamente de los US$ 570.000 millones iniciales a US$ 514.000, luego a US$ 479.000, US$ 428.000 millones y finalmente se frenó en US$ 400.000 millones. Más que todo el PIB de Argentina.

Durante la reunión realizada en el quinto piso del Europa Building, en Bruselas, el bloque de los países austeros pidió asimismo un refuerzo de los descuentos que reciben en su contribución al presupuesto comunitario anualmente.

Pese a que el resto de socios rechazó el recorte planteado por los “frugales”, y Francia y Alemania advirtieron que no aceptarían menos de US$ 457.000 millones en transferencias directas para hacer frente a una crisis sin precedentes, Finlandia, que se había mantenido al margen hasta esta tarde, se sumó a la oferta de los “austeros”.

Además de los US$ 400.000 millones en ayudas directas, Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria establecieron otros US$ 400.000 millones en créditos, con lo que su volumen total se reduciría hasta los US$ 800.000 millones (aproximadamente US$ 56.000 millones menos), de acuerdo con EFE.

Esto, a su vez, marca un punto para el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, llamado a decir sí también a la posibilidad de un mecanismo de control de los Estados sobre los desembolsos sobre la base de la implementación de los planes nacionales de reforma, como para los demás países del Mediterráneo: Grecia, España y Portugal.

“Se están ilusionando con que el partido no les concierne”, pero “si dejan que sea destruido el mercado único, tal vez seas un héroe en tu patria por unos días, pero después de algunas semanas será llamado a responder públicamente frente a los ciudadanos europeos”, habría dicho el presidente del Consejo italiano dirigiéndose al colega holandés, según la agencia Europa Press.

El objetivo de la cumbre es acordar el presupuesto comunitario para 2021-27 y el citado fondo de recuperación para relanzar la economía europea tras la pandemia de coronavirus, un paquete que debe ser aprobado de forma conjunta y por unanimidad de los 27 Estados miembros.

Dejá un comentario