Fernández con apoyo a Capitanich

1 de julio, 2020

El presidente Alberto Fernández mantuvo ayer una teleconferencia con la provincia de Chaco como un modo de mantener su agenda federal, horas antes de que inicie una nueva fase la cuarentena.

Al igual que el AMBA, el departamento rionegrino de General Roca y el aglomerado urbano de Neuquén, Chaco inicia hoy un aislamiento en donde se verificarán mayores restricciones a la circulación.

“La experiencia me dice que hay que tener un poco de miedo a la cuarentena inteligente, porque es dejar alguna parte de la sociedad en libertad de acción como si a ellos el riesgo no les tocara”, dijo Fernández respecto a otras modalidades como las aplicadas en Chile y Suecia, donde se deja a parte de la sociedad en libertad de acción y que, a su juicio, “no frena la circulación del virus”, que es lo que se requiere para evitar contagios.

Agregó que “el virus no diferencia entre inteligentes y menos inteligentes, buenos y malos, peronistas y radicales, ataca a todos por igual”, dijo el jefe de Estado, desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García.

Del otro lado de la pantalla estaba el gobernador Jorge Capitanich, quien hizo un informe de la situación, acompañado por funcionaria de Salud, Carla Vizzotti y la ministra del área de Chaco, Paola Benítez.

Dejá un comentario