Las proyecciones del FMI exhibirán un cuadro difícil

22 de junio, 2020

E n la semana que se inicia, buena parte de la atención estará concentrada en las perspectivas económicas que publicará el Fondo Monetario el miércoles. Se conocerán cuando está terminando el que todos los analistas consideran será el peor trimestre en muchas décadas para la economía mundial. Al mismo tiempo, en las naciones desarrolladas, al igual que en China, muchas actividades empezaron a normalizarse lo que ya se ve reflejado en los indicadores. Entre los datos e informes más relevantes que se conocerán durante los próximos días, se destacan los siguientes:

Lunes 22

Las ventas de inmuebles usados en Estados Unidos habrían caído en mayo por tercer mes consecutivo.

El Banco Central de Brasil publicará el informe Focus con las proyecciones de los analistas del mercado que vienen recortando sus proyecciones sobre el PIB.

Martes 23

En la zona euro se conocerán los índices PMI preliminares de junio de los servicios y de la industria. Se espera una clara mejora con relación al mes anterior porque se fueron reabriendo muchas actividades. La misma performance se observaría en Estados Unidos.

Miércoles 24

El FMI presentará la revisión de sus pronósticos económicos para 2020 que en abril apuntaban a una caída del PIB global de 3%. Los analistas esperan un fuerte ajuste en línea con las proyecciones del Banco Mundial que prevé una contracción de 5,2% y de la OCDE, superior al 6% o al 7,7%, de acuerdo a si hay o no un segundo brote de coronavirus.

Jueves 25

En Estados Unidos, los pedidos de seguro de desempleo en la semana que concluyó el sábado 20 se habrían mantenido en niveles altos aunque inferiores al dato anterior que fue de 1.500.000 solicitudes. La tendencia descendente se sostiene luego del pico alcanzado a fines de marzo, pero hay más de 20 millones de personas que perdieron su empleo.

Las órdenes de bienes durables en Estados Unidos habrían subido en mayo de la mano de la reapertura de varias actividades. También se ratificará que el PIB tuvo una contracción de 5% en el primer trimestre.

Se publicarán las actas de la última reunión del Banco Central Europeo en la que se decidió ampliar el monto de compra de activos por encima de lo que esperaba el mercado. La política monetaria expansiva se justifica frente al pronóstico de caída del PIB del 8,7 que tiene la entidad.

En Brasil, el Indice de Precios al Consumidor Amplio – 15 correspondiente a junio mostraría que se mantiene el ciclo deflacionista. El índice mide el comportamiento de los precios durante la segunda quincena de mayo y la primera de junio y da una pauta sobre el dato de inflación del mes en curso.

El Banco Central de México bajaría la tasa de interés en medio punto llevándola a 5%, un nivel que los analistas considerarán todavía elevado para el actual contexto económico.

Viernes 26

El gasto de los consumidores en Estados Unidos habría tenido un fuerte rebote en mayo luego de la histórica caída registrada en abril. La normalización de la actividad se verá reflejada también en el índice de confianza de los consumidores que elabora la Universidad de Michigan.

***

¿Habrá menos globalización?

El proceso de globalización que venía perdiendo impulso en los últimos años, podría descender algunos escalones en el mundo pospandemia. La nueva política comercial de Trump, el Brexit y el conflicto entre Estados Unidos y China fueron datos que en los últimos años desaceleraron el comercio mundial que en 2019 registró una caída a pesar de que el PIB global creció. Para 2020, se espera una fuerte contracción que según los pronósticos más pesimistas podría llegar al 30% mientras que la caída de la producción se estima entre el 6% y el 7%. En el mundo pospandemia, muchos países tratarán de volver a producir bienes que pasaron a ser considerados esenciales, entre ellos los vinculados a la salud. La excesiva ramificación de las cadenas de valor globales también y la dependencia de insumos de otros países, entrarán en revisión porque en muchos casos se cortaron abastecimientos que afectaron la producción. La integración económica mundial es irreversible, pero la globalización, tal cual se la conoció hasta ahora será reformulada. Un mundo con más proteccionismo y menos apertura comercial podrían llevar a tasas de inflación más altas y a un menor crecimiento global. Los países emergentes que se vieron beneficiados por la expansión del comercio en los últimos años, serían los más perjudicados. Además, si todos los países tienden a cerrarse y a proteger a algunos sectores, los conflictos políticos podrían incrementarse. Evitar ese panorama poco alentador requerirá liderazgo y recuperar la coordinación global deteriorada en los últimos años.

Dejá un comentario