El PIB de Brasil caerá 6,48% este año

8 de junio, 2020

brasil brasileña

Los analistas del mercado en Brasil volvieron a recortar sus proyecciones para el PIB.  Según la mediana de los pronósticos relevados semanalmente por el Banco Central para elaborar el informe Focus, la caída del PIB pasó de  6,25% a 6,48%, pero se mantuvo en 3,50% la expansión esperada para 2021.

En el caso de la producción industrial, el ajuste fue pronunciado porque para este año ahora se espera una contracción de 5,35% contra 3,59% del Focus anterior, pero mejoraron las perspectivas para 2021 porque el crecimiento estimado para la actividad subió de 2,5% a 3,0%. Es un dato relevante para Argentina porque su industria es proveedora de la brasileña en varios rubros. Como a muchos otros países a Brasil no lograría recuperar el año que viene todo lo que perderá en éste.

En un contexto de contracción de la actividad y caída del consumo, el Indice de Precios al Consumidor Amplio subiría 1,53%, lejos de la meta de inflación de 4% establecida por el Banco Central.  A su vez, la tasa Selic, actualmente en 3%, sería recortada nuevamente para terminar el año en 2,25%.

Por otra parte, el mercado estima que el dólar se cotizará 5,40 reales cuando finalice 2020, eso implicaría una devaluación porque la semana pasada operó  debajo de 5 acompañando u debilitamiento  global de la moneda estadounidense. De todas maneras, se trata de un pronóstico muy condicionado a lo que ocurra en el mercado mundial de divisas en la pospandemia.

Las perspectivas para el frente externo siguen mejorando y el desequilibrio proyectado para la cuenta corriente pasó de US$ de US$ 28.100 millones a US$ 20.500 millones mientras que el superávit comercial alcanzaría a US$ 47.750 millones, más de US$ 5.000 millones que el estimado hace cuatro semanas.

Los números fiscales casi no presentaron variaciones y el déficit del resultado primario representaría 8% del PIB y el nominal, el 12,3%. En ambos casos, se espera una fuerte mejora el año que viene cuando la recaudación mejore por la mayor actividad y se reduzcan los programas de asistencia a los que obligó una pandemia que está castigando con intensidad a Brasil.   

Dejá un comentario