Más deflación y recesión en la economía global

18 de mayo, 2020

powell

 

Al cierre de la semana pasada, se informó que las ventas minoristas en Estados Unidos se desplomaron 16,4% en abril con relación a marzo que también había tenido una declinación de 8,3% frente a febrero. De esta manera, se siguen acumulando indicadores que reflejan una caída sin precedentes de la economía estadounidense como consecuencia de las medidas que se adoptaron para enfrentar al coronavirus. El gasto de los consumidores cayó 20% interanual en abril, y como el consumo representa el 68% del PIB, anticipa una abrupta contracción de la economía superior al 30% en el segundo trimestre. Los analistas sostienen que abril fue el peor mes y que mayo sería mejor como consecuencia de que se están empezando abrir algunas actividades.

 

Según la Universidad de Michigan, hubo una leve mejora en el índice de confianza de los consumidores en el corto plazo por los cheques que el Estado le está depositando a millones de personas, pero se siguen deteriorando las expectativas.

 

A su vez, la Reserva Federal informó que la producción industrial bajó 11,2% en abril contra marzo, la contracción mensual más pronunciada en 101 años.

 

Por otra parte, Alemania entró formalmente en recesión al registrar el segundo trimestre consecutivo con caída de la actividad, mientras que la zona euro tuvo una contracción de 3,8% entre enero y marzo. De todas maneras, se esperan números mucho peores en este segundo cuarto del año.

 

Solo China mostró indicadores positivos, entre ellos, una suba de la producción industrial interanual de 3,9% en abril. De todas maneras, todos los datos dejaron en evidencia que la recuperación será lenta porque la recesión global le restará demanda a los productos de China. Ya transcurrió más de la mitad del segundo trimestre que será el peor de todos. Los indicadores que se conozcan en los próximos días anticiparán una caída sin precedentes de la economía global, y entre los más destacados, están los siguientes:

 

Lunes 18

 

En Japón se confirmará que en el primer trimestre de este año, la economía entró formalmente en recesión, pero la mayor contracción se espera para el actual cuarto.

 

El Banco Central de Brasil presentará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado que vienen recortando semanalmente la suba del PIB de este año y lo continuarán haciendo.

 

Chile difundirá los datos del PIB del primer trimestre que fue parcialmente afectado por el coronavirus, pero a este segundo cuarto se espera una contracción superior al 7%.

 

Martes 19

 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin se presentará ante el Congreso para informar sobre la marcha de los programas de asistencia económica que se pusieron en marcha. Powell la semana pasada les pidió a los legisladores que amplíen el paquete de estímulos afirmando que es preferible tener más déficit fiscal antes de que se destruya la economía.

 

Miércoles 20

 

Se publicarán las actas de la última reunión de la Reserva Federal realizada los días 28 y 29 de abril.

 

La inflación interanual de la zona euro en abril habría sido inferior al 0,5%.

 

Jueves 21

 

El número de solicitudes de seguros de desempleo en Estados Unidos en la semana que concluyó el sábado 16 se habría mantenido en niveles muy altos pero se ratificaría su tendencia descendente. Desde mediados de marzo se realizaron 36.500.000 pedidos de subsidios.

 

Los índices PIM que dan cuenta sobre el nivel de actividad en los distintos sectores, mostrarán en mayo una fuerte caída en las economías desarrolladas, pero sería menor al retroceso observado en abril porque este mes se está reabriendo paulatinamente la economía.

 

El Banco Central de Turquí a podría decidir un nuevo recorte de la tasa de interés.

 

Viernes 22

 

En China comienzan las sesiones de la Asamblea Popular y los analistas se dividen entre aquellos que consideran que no se darán a conocer objetivos específicos amparándose en la incertidumbre que genera la pandemia y los que suponen que asumirá la realidad y fijará una meta de crecimiento entre 2% y 3%.

 

Japón habría tenido una caída en el índice de precios al consumidor en abril, que podría marcar el retorno de un ciclo deflacionista que en su momento afectó a la tercera economía del mundo.

 

Dejá un comentario