BCRA y Economía, divididos: el dólar blue salta hasta $138

15 de mayo, 2020

BCRA, reservas

Por Luis Varela 

 

El coronavirus, la reestructuración de la deuda, la súper emisión de pesos y las decisiones económicas que viene tomando el Gobierno, las provincias y los municipios generaron ayer otro día intenso en el mercado financiero argentino, con el dólar blue volando, las acciones sostenidas y los bonos débiles.

 

Incluso para los que tienen a las finanzas como centro de interés, el foco de atención fue la marcha del Covid-19 en esta apertura gradual de la cuarentena, que paradójicamente con la llegada del clima frío está castigando ahora al Cono Sur: ayer tanto Argentina como Chile sufrieron la mayor cantidad de muertes en un solo día.

 

Detrás de eso, que se sigue mostrando como lo más importante (mientras el Hemisferio Norte parece ir teniendo un menor crecimiento de víctimas), surge en el mundo la esperanza de la aparición de más remedios y de una vacuna, pero congeló el ánimo de muchos la sorpresiva renuncia del director general de la OMC, a pesar de que adujo irse por problemas familiares.

 

Por todo eso, los mercados externos estuvieron algo más tranquilos, aunque los metales preciosos y las criptomonedas siguen escalando, ubicándose en el centro del refugio de los inversores ante la presente crisis. Y en Argentina, el lugar elegido para proteger los ahorros sigue siendo el dólar, que ya se compra con precios que están en las nubes, $138 en el blue y $142 en algunos lugares del Gran Buenos Aires.

 

Por supuesto, todo esto está condimentado con rumores de todo tipo. La ultra vigilancia de la CNV y del BCRA lograron ayer que el dólar MEP y el contado con liquidación pisaran el freno.

 

Y, por si fuera poco, volvieron a repetirse las versiones de tensiones entre el ministro de Economía Martín Guzmán y el titular del BCRA Miguel Pesce por los diferentes manejos de la política económica. Se cuestiona la venta de US$ 200 mensuales a valor turista y el intento de canjear en este momento tan crucial los bonos en dólares por títulos en pesos ajustados por CER.

 

Justamente, volvió a repetirse en toda la primera quincena del mes la compra masiva de mucha gente de los US$ 200 dólares (ayer a $91,07), que salen a venderlos inmediatamente en el mercado blue (que ayer en el tipo comprador pagó $123), por lo que el rulo denominado puré le permitió a los que se mueven en este juego hacerse una ganancia mensual de $6.400.

 

Esta movida, por supuesto, genera un goteo persistente de reservas del Banco Central, que en momentos en los que el país no está pagando nada, sigue perdiendo fondos: ayer se fueron US$ 84 millones de Reconquista 266 y en 120 días se redujeron en US$ 2.300 millones.

 

Con esta realidad, el presidente Alberto Fernández recibió ayer una buena noticia: según el Indec, abril tuvo una inflación de apenas el 1,5%, la menor diferencia mensual desde noviembre de 2017. Pero este número (que da 9,4% en el primer cuatrimestre y 45,6% en los últimos doce meses) se dio con el 70% del comercio parado. Es más, los alimentos, que continuaron con demanda más o menos normal tuvieron una suba del 3,2% y hubo casos como la harina que saltaron más del 10%.

 

Frente a esto, los ahorristas minoristas siguen muy asustados y se refugian en el dólar, pero los inversores profesionales están con el joystick en la mano, tratando de enterarse qué puede ocurrir con la marcha de la reestructuración de la deuda. El silencio, que respeta la confidencialidad de las partes, sugiere que hay negociaciones. Y ayer, a pesar de que Axel Kicillof finalmente no pagó los bonos Par y la provincia de Buenos Aires entró en default efectivo, el riesgo país casi no se movió: bajó 8 unidades, hasta 3.043 puntos básicos.

 

El movimiento de lo que se llama chiquitaje se mueve decididamente hacia el dólar, esperando que la inflación estalle ni bien baje el efecto de la pandemia. En ese marco, el dólar turista subió 28 centavos hasta $91,07, el oficial subió 21 centavos hasta $70,05. El dólar blue saltó $5, hasta un récord histórico de $138 pesos. El dólar mayorista subió 10 centavos hasta $67,64s, el MEP bajó $3,41, hasta $119,36. El contado con liquidación bajó $2,93 hasta $122,83 pesos. Y la brecha entre el oficial y el blue saltó hasta el 97% y la brecha entre el CCL y el mayorista fue del 81,6%.

 

En el mundo, con Trump entrando en campaña electoral y peleándose verbalmente con China, el dólar subió 0,7% en Chile, 0,2% contra el yen y 0,1% contra el euro, no cambió contra la libra y bajó 1,3% en Brasil y cedió 1,4% en México. Por eso, medidos en pesos, el real subió 17 centavos hasta 11,63, la libra subió 10 centavos hasta 82,67 y el euro subió 2 centavos hasta 73,03.

 

Frente a toda esta situación el goteo de depósitos de los bancos continúa. Las entidades siguen pagando 26,6% anual por los plazos fijos, cuando el dólar blue subió 17% en medio mes. Los bancos siguen inundados de pesos porque muchos que reciben sus sueldos no saben utilizar los homebanking, y además está muy retrasado el sistema de ayudas del Gobierno a las empresas. Y, además, debe advertirse que se multiplicó por siete el número de cheques rechazados por mes. A la espera de novedades sobre el canje, el 80% de lo operado en bonos se transó en ocho papeles: AY24 28%, AY24X 20%, TC21X 8%, TX21X 8%, AA22X 7%, TJ20 4%, TJ20X 4% y TX22X 3%. Y, con menos negocios, los bonos argentinos sufrieron otro día con leves bajas.

 

En los extremos se vio un salto del 17% para el bono A2E2C, con mejoras del 3% al 5% para los bonos AO20Y, CEDI, AF20D, PBA25, AY24D, TV21, A2E2D y AY24C. Y una caída del 13% para el bono TC21C y bajas del 3,5% al 8,6% para los bonos TX22Z, TX22Y, TC21Y, AO20Z, TC21Z, TO26Z, TVY0, TVPA, TO26X y DICY.

 

En el mundo, se vieron alzas del 0,9% al 1,6% en los índices de la Bolsa de Nueva York, en tanto que la Bolsa de San Pablo subió 1,6% y la de México bajó 0,8%. En el mercado bursátil local, con $1.257 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires subió 3,6% (en una especie de ilusión, ya que eso es en pesos, al tiempo que el Merval en dólares baja tanto que está a punto de romper el piso histórico que hubo en 2002). El 80% de lo operado en acciones se transó en Cresud, Carboclor, Comercial del Plata, Galicia, Grupo Valores y Ternium. En los extremos se observaron subas del 5% al 10,4% para Carboclor, ByMA, Banco Río – pref, Central Puerto, Galicia, Central Costanera y Pampa E. Y caídas del 2% al 5,7% para Esmeralda, Morixe, Cresud, Irsa, Richmond, Juramento, Holcim, Fiplasto, Grimoldi y Garovaglio. Con los ADR argentinos que operan en Nueva York en terreno mixto: con subas del 1% al 8,6% para TGS, Pampa E, Galicia, YPF, Edenor, Macro, Telecom, Francés, Globant y Bunge; bajas del 1% al 9% para IRSA P, Cresud, IRSA I y Ternium.

 

En commodities, la inflación mundial empieza a morder, con pérdida de poder adquisitivo para las principales monedas. Hubo suba del 0,4% para el petróleo: WTI a US$ 25,73 por barril y Brent a US$ 31,44. Los metales preciosos escalan: la onza de plata subió 1,7% y el oro ganó 0,8%. Con esto el oro queda a 10 dólares de romper el techo de siete años. Los metales básicos continuaron débiles: cobre sin cambios, merma mínima para el aluminio y baja del 1,5% para el níquel. En Chicago: suba del 0,1% para la soja, maíz sin cambios y baja del 2,1% para el trigo. En Rosario: con trigo y maíz quietos, el girasol subió 2,9% y la soja mejoró 0,5%. Y, finalmente, el bitcoin repuntó otro 4,4%, con el iota subiendo a gran velocidad, declarando a las criptomonedas como uno de los refugios elegidos para huir de la presión fiscal que crece en todas partes.

 

Dejá un comentario