Guzmán: “Los fondos quieren más ajuste, pero no lo vamos a hacer”

20 de abril, 2020

En un extenso diálogo con el portal “El cohete a la luna”, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dejó definiciones varias sobre el tema del momento (la renegociación de la deuda bajo Ley Extranjera), pero también sobre otras cuestiones.

 

El Covid-19 y la propuesta. “Argentina no podía pagar nada, porque estaba viviendo una crisis macroeconómica, social y de deuda muy profunda antes del coronavirus. No es que podíamos pagar algo antes y no podemos ahora. Ya no podíamos. Y estamos proponiendo no pagar nada en los próximos tres años y un cupón del 0,5% en 2023. Es lo mismo que se hubiese propuesto antes del coronavirus”, dijo el ministro.

 

Ley Local. “Con la deuda en dólares bajo ley local la idea es darle un tratamiento equitativo respecto al que se le da a la deuda en dólares con ley extranjera. Con la deuda en pesos se busca que el país recupere la capacidad de tener un mercado de deuda pública en pesos, que la Argentina deje de endeudarse en dólares”, señaló. “Lo saludable es que los países tomen deuda en su propia moneda. Lo vemos con los países vecinos que también sufren el coronavirus, pero no están teniendo problemas de deuda externa. Los que tienen problema son los que se endeudaron en dólares, como Ecuador y nosotros, y ya nos pasaba antes del coronavirus”, señaló.

 

Inmediatamente después, y sin ahondar demasiado, dice: “Esto es parte de un problema integral que queremos cambiar, que es la forma en que operan los bancos y el sistema financiero (…) Hay que recuperar el mercado de duda pública del Tesoro en pesos, y ese también es un proceso (…) Tenemos que desarrollarlos (en referencia a los instrumentos en pesos). Si por miedo al Contado con Liquidación no avanzamos en reformas necesarias para cambiar la estructura económica argentina, no vamos a sentar condiciones para un desarrollo…”

 

Las “grandes fortunas”. “Es un proyecto que tiene nuestro apoyo, hemos estado analizándolo en detalle. Y corresponde. Es un impuesto por única vez que afecta aproximadamente a 11.000 personas, de una posición patrimonial muy fuerte, en un momento en que se necesitan recursos para financiar políticas de Estado absolutamente necesarias para lidiar con un desafío que no tiene precedentes. En esa línea se avanzará en los próximos días”, dijo, taxativo, Guzmán y añadió que la base imponible comenzará en US$ 2 millones.

 

Argentina y el FMI. “Argentina tiene una deuda con el FMI a la que no podrá hacer frente hasta 2023. También va a ser necesario que se reprograme eso. Pensamos que en este momento el FMI lo entiende, y el análisis de sostenibilidad de la deuda que publicaron lo refleja. En estos próximos años no se le puede pagar a nadie. Un pedido que recibíamos de los bonistas era un mayor involucramiento del FMI. Lo hicimos, pero cuando el FMI publicó su evaluación, no fue del agrado de ellos”.

 

La propuesta. “Si la oferta es aceptada se habrá resulto un problema. En caso contrario (…) tenemos un plan para eso”, dijo el ministro de Economía. Aunque sin ahondar allí, y sin mencionar la posibilidad de una segunda propuesta endulzada, su opinión parece ser la de que un default no sería el peor de los mundos. “Ya estamos en el plan que asume que no hay crédito externo”, dijo.

 

¿Qué piden los fondos? “Hemos estado manteniendo conversaciones con los distintos fondos, incluido BlackRock y plantearon lo que siempre plantean: que quieren cobrar más. Piden que la Argentina haga más ajuste fiscal, que continúe en el sendero que venía siguiendo y que llevó a resultados desastrosos. Eso es algo que nosotros no vamos a hacer. Tan simple como eso”, expresó Guzmán.

 

Dejá un comentario