Elon Musk sigue negando la pandemia: ahora calificó de fascistas a los que propusieron la cuarentena

30 de abril, 2020

Durante meses, el CEO de Tesla, Elon Musk viene difundiendo dudas, confusión y una información errónea sobre la pandemia más mortal de nuestro tiempo.

 

Desde que comenzó el brote, se encargó de promover estudios que sugieren que los médicos están inflando los números de casos por razones financieras , o que la gran mayoría de las muertes en Italia se deben a otras causas .

 

Publicó un documento ampliamente desacreditado sobre los beneficios de la cloroquina, que fue desacreditado tan rápidamente que tanto Twitter como Google Docs se negaron a alojarlo.

 

Luego, comparó el brote con el resfriado común. El 6 de marzo, dijo que “el pánico del coronavirus es de tontos”. El 14 de marzo , afirmó que el “peligro del pánico aún excede al peligro del corona”, como parte de un hilo más grande que hablaba de la cloroquina como un tratamiento efectivo. El 19 de marzo, predijo que Estados Unidos vería cerca de cero nuevos casos para fines de abril. (Actualmente registra más de 25.000 casos nuevos cada día).

 

Musk no descartó por completo los peligros del brote, y recomienda que las personas se queden en casa mientras muestran síntomas y que los ancianos se autoaislen. Pero esas medidas son mucho más débiles que la guía de salud pública vigente, y el panorama general es claro. En cada discusión, Musk se dudó de la amenaza que representa el nuevo coronavirus y aplaudió el levantamiento de las restricciones.

 

Más recientemente, el vigoroso escepticismo de Musk lo llevó a promover la desinformación médica. El domingo, compartió una sesión informativa de dos médicos de Bakersfield que argumentaron que todas las restricciones de distanciamiento deberían levantarse de inmediato, alegando que el brote en curso no es peor que un caso común de influenza.

 

Los dichos de los médicos fueron condenados rápida y enfáticamente por una variedad de especialistas, y desde entonces YouTube eliminó el video por violar las pautas de la comunidad.

 

Hoy temprano , Musk tuiteó “Free America Now”, un eco de tuits anteriores del presidente Donald Trump que pedía el fin de las diversas medidas de distanciamiento.

 

“Francamente, yo lo llamaría encarcelamiento forzado de personas en sus hogares contra todos sus derechos constitucionales”, dijo sobre la cuarentena. “Está rompiendo las libertades de las personas de maneras horribles e incorrectas y es contrario a los principios de por qué vinieron a Estados Unidos o construyeron este país. Qué demonios … Disculpen. Indignación. Indignación”.

 

“Si alguien quiere quedarse en su casa, eso es genial y deberían poder hacerlo”, dijo. “Pero decir que no pueden salir de su casa y que serán arrestados si lo hacen, eso es fascista. Eso no es democrático, esto no es libertad. Devuelvan a la gente su maldita libertad”, pidió.

 

 

El éxito excepcional de Musk se basó muchas vaces en apuestas contrarias a la intuición, por lo que cuando él expone una opinión contraria, la gente escucha. Tiene legiones de fanáticos en todo el mundo listos para tomar su palabra sobre la de cualquier otra persona.

 

A medida que el mundo lucha por un período agotador e incierto de distanciamiento social, esos fanáticos ahora tienen razones para ignorar las órdenes de distanciamiento y presionar por reaperturas prematuras, lo que casi seguramente empeoraría el brote.

 

Este escepticismo también impactó directamente en la administración de Tesla. La fábrica de Fremont de la compañía está sujeta a un cierre continuo de salud pública del condado de Alameda, pero Tesla desafió esa orden dos veces: primero, manteniendo la fábrica abierta durante cinco días después de que se emitió la orden, y luego llamando a ciertos empleados a la fábrica la semana pasada.

 

Dejá un comentario