El oficialismo avanzará con su agenda legislativa

22 de abril, 2020

 

Por Pablo Varela

 

La Corte Suprema de Justicia tendría un principio de acuerdo para rechazar tratar la presentación que días atrás realizó la vicepresidenta Cristina Kirchner, sobre la constitucionalidad o no de sesionar de manera remota.

 

Ayer, el Procurador General interino, Eduardo Casal, quien había sido consultado por el Máximo Tribunal, recomendó que la presentación de Cristina no fuese abordada, al entender que el funcionamiento interno del Poder Legislativo, no es competencia de la Justicia.

 

Al mismo tiempo, en el oficialismo tienen todo preparado para poder sesionar de manera remota. Desde el entorno de Cristina sostuvieron ante El Economista que el oficialismo avanzará en la “sesión virtual”. “El Estado tiene la necesidad de avanzar en nuevos tributos como el impuesto a la riqueza o beneficios para pymes”, explicó una voz de estrecha confianza de la exjefa de Estado.

 

Además, voceros del Frente de Todos reconocieron que dentro de la agenda parlamentaria del oficialismo, se evalúa la derogación del “ajuste por inflación” en el balance fiscal de las empresas aprobado en 2017, lo que le permitiría al Estado mejorar la recaudación.

 

Mientras que el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara Alta, Luis Naidenoff, ve en la jugada de la titular del Senado una maniobra dilatoria para que el Congreso no funcione, el bloque del oficialismo encabezado por José Mayans, y la mendocina Anabel Fernández Sagasti, emitió un comunicado ayer en respaldo Cristina e hicieron hincapié en la necesidad de sesionar de manera virtual.

 

En el documento, los senadores consideraron que “no es posible” sesionar de manera presencial por “los riesgos” que implicarían los traslados. A su vez, en la presentación, argumentaron como necesario sesionar de manera remota así como contar con un aval legal de la Corte para evitar que eventuales leyes emanadas de debates a distancia “nazcan amenazadas de ser anuladas en virtud de ulteriores presentaciones judiciales, que cuestionaran el método de reunión elegido”.

 

“Es necesario que la Corte se expida acerca de la posibilidad de que el Congreso sesiones por vía virtual. De lo contrario cualquier ley que decidamos tratar por esa vía luego puede ser cuestionada”, sostuvo un voz el oficialismo en la Cámara Alta ante este diario.

 

Los senadores se sumaron al pedido de Cristina con el argumento de que “muchos pertenecen a grupos de riesgo, por lo que, en el hipotético caso de que se realizara una sesión presencial, podría estar plagada de ausencias, lo que alteraría las representaciones políticas”.

 

Tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado, ya se avanzó en la instrumentación de cambios tecnológicos que permitan sesionar a distancia. El titular de Diputados, Sergio Massa, ya firmó convenios con el Renaper y con Ar-SAT, además de instrumentar la firma digital.

 

Tal como informó este diario, Massa evalúa alternativas para poder llevar adelante sesiones con independencia de lo que resuelva la Corte, basándose en los reglamentos internos de cada una de las cámaras y tendría una resolución de la presidencia de la Cámara. En su entorno, insisten con que el titular de la Cámara Baja siempre estuvo dispuesto a sesionar, desde el inicio de la pandemia.

 

Dejá un comentario