La pandemia formará parte del debate político

13 de marzo, 2020

La pandemia formará  parte del debate político

La irrupción del coronavirus alterará muchas cosas en los próximos meses. Es un tema sanitario pero al que hay que enfrentar con decisiones políticas. La prioridad es clara: los gobiernos tienen que tomar todas las medidas que sean necesarias para que el número de infectados y muertos, sea el menor posible, pero la mayoría de ellas lleva a frenar bruscamente la actividad económica. Por eso, la calidad de las respuestas de los gobiernos, destinadas a enfrentar la pandemia pero al mismo tiempo limitar al máximo sus efectos colaterales negativos, será motivo de debate político en todo el mundo.

 

El gran acontecimiento del año, que son las elecciones presidenciales de Estados Unidos, estará cruzado por la pandemia. Un escenario impensado hasta hace pocas semanas. La respuesta de Donald Trump será motivo de discusión y formará indudablemente parte de la campaña.

 

Pero lo más inesperado es que en el segundo trimestre del año puede haber una contracción económica, y si todo sale bien, recién podría darse una imperceptible recuperación en los últimos meses del año. El gran activo electoral de Trump era el desempeño de la economía en la cual podía exhibir buenos números, aunque el crecimiento no llegase al 3% del que había hablado en la campaña de 2016. Podrá decir que el deterioro de la economía fue consecuencia de una pandemia de la cual Estados Unidos no es responsable, pero los números son los números.

 

Y los demócratas se encontraron con un escenario que no esperaban, porque al momento de realizarse su Convención a mediados de año, la economía se estará en contracción y el desempleo puede ser medio punto más alto que ahora. Aprovechar una pandemia en beneficio político propio es incorrecto y por lo tanto está mal visto, pero lo que no se puede evitar es que la sociedad decida, en parte, su voto de acuerdo la evaluación que haga las respuestas del Gobierno al coronavirus y sus consecuencias.