Un escenario complejo para el acero: fuertes caídas en producción y consumo en mercados de la región

15 de enero, 2020

Ayer se difundió el último relevamiento de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), con los datos de noviembre y octubre pasados.

 

En el mismo, destacaron: “En un momento de bajo dinamismo en la economía mundial –gracias a la desaceleración en los países desarrollados y en desarrollo –, factores regionales a largo plazo y las transiciones políticas en varios países han contribuido a un entorno muy desafiante en América Latina. Según la Cepal, excluyendo Venezuela, el crecimiento promedio del PIB de Latinoamérica está aumentando, pero solo 1% al año, reflejando en parte la mayor recesión desde la Segunda Guerra experimentada por Brasil, la economía más grande de la región; el estancamiento de la economía en México desde principios de 2019, y también los desequilibrios macroeconómicos observados en Argentina. Además (…) los disturbios en países como Ecuador, Bolivia y Chile también minaron el desempeño económico de América Latina”.

 

Bajo este escenario, precisaron que el consumo de acero laminado en octubre fue 5% inferior al total registrado en el mismo período de 2018. A pesar del aumento de 4% en comparación con septiembre de 2019, el acumulado hasta octubre se mantuvo 5% más bajo que el mismo período del año anterior. “Aun así, fue 0,3% superior al promedio de los primeros nueve meses. El balance tuvo una tendencia levemente positiva, totalizando 202.000 toneladas, 4% por encima del resultado observado en septiembre. El crecimiento se debe al consumo de Guatemala (26%), Argentina (24%), Brasil (17%), México (16%) y Ecuador (14%)”, dijeron.

 

En tanto, desde el grupo indicaron que en noviembre 2019, la producción de acero crudo totalizó 4.828 millones de toneladas, 10% menos que noviembre 2018. El acumulado hasta noviembre 55,722 millones de toneladas fue 8% menor que el mismo período del año anterior. El resultado quedó 5% por debajo del promedio de los primeros diez meses. México fue responsable por la parte más grande de la caída (58%), y registró el peor indicador desde marzo 2016.

 

En tanto, explicaron que la producción de acero laminado alcanzó 3.971 millones de toneladas, 10% menos que noviembre 2018. El acumulado hasta noviembre también retrocedió8% con relación al mismo período del año anterior. Al alcanzar el nivel más bajo en 35 meses, el total disminuyó 4,3% en comparación con octubre, y mostró un resultado 6% más bajo que el promedio de los primeros diez meses de 2019. Gran parte del saldo regional negativo se debe al déficit de Brasil (75%) y Argentina (36%), que experimentaron disminuciones en sus producciones anuales y mensuales.

 

En tanto, “en octubre, la balanza comercial registró un déficit 15% más bajo que el mismo mes del año anterior, y presentó una caída de 3% en el déficit acumulado hasta octubre en comparación con el mismo período de 2018”. Las exportaciones de octubre estuvieron 9% por encima del resultado visto en el mismo mes de 2018 (-4% en el acumulado) mientras que las importaciones fueron 6% más bajas (-3% acumulado).

 

El Director General de Alacero dijo: “Los gobiernos deben revisar sus políticas para estimular el crecimiento y priorizar el desarrollo sustentable, aprovechando el bajo costo actual del financiamiento. Necesitamos reenfocar nuestros esfuerzos hacia la exportación”.

Dejá un comentario