Greenpeace advierte sobre la cuarta central nuclear en Buenos Aires

26 de junio, 2019

Greenpeace advierte sobre la cuarta central nuclear en Buenos Aires

En el viaje de esta semana a Pekín, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunió  con el viceprimer ministro Hu Chunhua y trascendió que la cooperación energética con la cuarta central nuclear como foco será uno de los puntos más importantes en avanzar. Pero organizaciones ecologistas ya rechazan el proyecto oficial.

 

Los dos dirigentes “señalaron los avances en los intercambios relativos a la adquisición de una central nuclear con tecnología china”, dijo el comunicado.

 

Éste fue uno de los principales objetivos del viaje de Peña a China “en el marco de una alianza estratégica entre ambos países” que se ha potenciado mucho en estos tres años y medio producto de la amistad construida entre el presidente Mauricio Macri y el presidente Xi Jinping, destacó el funcionario.

 

En cuanto al área energética, Peña resaltó que “es un pilar de la relación estratégica” entre ambos países, y que comprende desde las represas hidroeléctricas en Santa Cruz hasta los parques de paneles solares en el norte del país.

 

En ese contexto, dijo Peña que “hay intención de avanzar” en la construcción de una cuarta central nuclear con tecnología china. No obstante, ese acuerdo está supeditado a que Beijing conceda un préstamo de US$ 2.500 millones de libre disponibilidad.

 

Además de la energía, otro de los temas fue la soja. “Se ve un dinamismo muy fuerte y una apertura muy amplia en cuanto al acceso a mercados”, destacó Peña al referirse a las negociaciones para habilitar nuevos productos derivados de la soja, de la que Argentina es una de las principales exportadoras.

 

 

Atucha y Embalse

 

Argentina ya cuenta con tres centrales nucleares. Dos de ellas, están concentradas en las periferias de la Ciudad de Buenos Aires centrales. Atucha I y Atucha II se encuentran en la localidad de Lima, en el partido bonaerense de Zárate.

 

La tercera central nuclear de Embalse, situada en Córdoba, fue reconectada a finales de mayo tras recibir una inversión de US$ 2.149 millones en los últimos tres años. Esta central genera energía desde 1984 y acaba de renovar su vida útil por otros 30 años luego de las obras de recambio y actualización.

 

La alerta verde

 

Una de las ONGs ambientalistas más importantes a nivel mundial, Greenpeace, a través de sus representantes en Argentina, sacó un comunicado donde apuntó que “invertir en energía nuclear es un riesgo enorme e innecesario”.

 

“Cuando las consecuencias desastrosas de la energía nuclear son más visibles que nunca, gracias a la serie Chernobyl, que genera conciencia sobre los daños y honra a las víctimas, Argentina decide ir a contramano del mundo e invertir en energías del pasado”, dijo Leonel Mingo, coordinador del programa de campañas de Greenpeace Argentina.

 

“Es una energía de 5 a 6 veces más cara que la renovable. Alemania, por ejemplo, quiere cerrar sus centrales al 2022; nosotros planificamos comenzar ese mismo año a producir más”, señaló Leonel Mingo, coordinador de campañas de Greenpeace Argentina.

 

“Los ejemplos locales muestran que los costos exceden los cálculos previstos y desafían las promesas; para Atucha 2 se estimaba un costo de US$ 700 millones cuando empezó su construcción en el año 1982. Cuando culminó en el 2014, su costo final superó los US$ 4.000 millones, 6 veces más” señaló Mingo y agregó que “la construcción de una planta puede demorar 20 o 30 años y su desmantelamiento supone costos altísimos”.

 

Greenpeace recordó que los residuos generados por las plantas nucleares “son los más persistentes que se conozcan”.

 

Foro empresarial bilateral en Septiembre

 

En este sentido, el 16 de septiembre se constituirá en Buenos Aires una mesa de diálogo argentino-china y el Foro Empresarial binacional. Para esa ocasión se espera la visita del ministro de Comercio, Zhong Shan.

 

El ente estará presidido por Alejandro Bulgheroni, titular de Panamerican Energy, y Deng Yiwu, el principal ejecutivo de Sinograin, la compradora de granos y oleaginosas más importante del gigante asiático.

 

Dejá un comentario