El FMI reforzó su apoyo a la sorpresiva decisión del BCRA

29 de abril, 2019

Tras el anuncio del BCRA de que vendería reservas dentro de la Zona de No Intervención (ZNI), realizado hoy por la mañana y que tomó por sorpresa a todo el mercado, se esperaba la voz del Fondo Monetario Internacional (FMI). La primera reacción fue un escueto comunicado de Gerry Rice, el vocero del organismo multilateral, difundido vía Twitter.

 

La palabra era esperada dado que el organismo (el prestamista de última instancia al que recurrió Argentina en 2018) siempre se mostró reacio a permitir eso y bajaba, desde Washington, el mandato de dejar flotar el peso dentro de las famosas bandas cambiarias. Algunos, incluso, habían especulado con que el Gobierno se había “cortado solo” con la decisión dado que los tiempos del organismo son extensos y la situación, dado lo vivido la semana pasada, era muy tensa.

 

 

Sobre el cierre de la jornada también emitió un comunicado David Lipton, virtual N°2 del organismo y uno de los más opositores a la idea de vender reservas para bajar, o controlar, el dólar. Sin embargo, las circunstancias terminaron convenciendo al funcionario del FMI.

 

“Argentina está enfrentando una situación desafiante en los mercados financieros”, dijo en un comunicado distribuido por la tarde. “El personal del FMI informó hoy al Directorio Ejecutivo del FMI sobre la reciente volatilidad del mercado experimentada por los activos argentinos y la recalibración de las políticas de intervención anunciadas por el BCRA”, agregó Lipton. “Los Directores Ejecutivos expresaron su apoyo al marco que sustenta el Acuerdo Stand-By y la implementación de esas políticas por parte del Gobierno”, concluyó Lipton.

 

La medida también fue bien recibida por los mercados, y el vapuleado peso, que la semana pasada cayó casi 10%, hoy recuperó posiciones: el dólar cayó $1,65 hasta $44,325 en el MAE. A la vez, hubo una buena recepción entre los economistas locales. Más allá de las críticas a la zigzagueante política cambiaria, valoraron el pragmatismo del Gobierno en recuperar un ancla clave para, precisamente, anclar las expectativas nominales. “La posibilidad de intervenir para acotar la volatilidad cambiaria excesiva nos parece una medida muy acertada en este contexto”, dijo Miguel Kiguel (EconViews) quien, días atrás, había pedido, junto a otros economistas, que se el BCRA tuviera esa posibilidad. Sin embargo, no hay nada dicho. “Es día a día”, dijo un operador ante El Economista.

Dejá un comentario