Alivio en La Plata: en nueva encuesta, Vidal es favorita en la provincia

22 de abril, 2019

Salvado, Vidal y Salvai

Según la última encuesta realizada por RTD en la provincia de Buenos Aires, la gestión del presidente Mauricio Macri concita allí una aprobación de apenas 22% y una desaprobación de 68%. Números preocupantes para la Casa Rosada dado el peso del distrito en el padrón nacional, cercano a 40%.

 

El otro dato que también enciende alarmas en Casa Rosada, y también en La Plata, es la contracara: la fortaleza de Cristina Kirchner. Según RTD, Cristina Kirchner tiene, “en la madre de todas las batallas”, una intención de voto de 40%.

 

 

La combinación de ambos factores, junto con el hecho de que las elecciones nacionales son simultáneas con las provinciales (el 27 de octubre, es decir, en 6 meses recién), generó hondas preocupaciones cerca del equipo de campaña de María Eugenia Vidal en los últimos días.

 

El razonamiento es lógico: la tracción “desde arriba” de una Cristina vencedora en el distrito iba a impulsar a su candidato a la gobernación. Si bien eso aún no está decidido, todo indica que sería el exministro de Economía Axel Kicillof.

 

Sin embargo, la encuesta de RTD señala varios datos positivos para Vidal.

 

  • En primer lugar, sus niveles de aprobación son bastante superiores a los de Macri: 40%. Además, con una desaprobación menor: 49%.

 

  • Más importante aún, dice RTD, “Vidal encabeza las preferencias para la elección con 40% de las adhesiones, nueve puntos por encima de Axel Kicillof (31%)”. Más rezagados se ubican Graciela Camaño (5%) y Christian Castillo (2%).

 

 

Las claves del fenómeno son que Vidal retiene casi todos los votos de Macri (96%, en rigor) y, además, suma 50% entre quienes votarían a Sergio Massa en las nacionales. Sin embargo, eso podría explicarse por el bajo conocimiento de Caamaño e, incluso, podría cambiar si el candidato fuera otro. Además, Vidal obtendría 39% (potencial) entre los indecisos.

 

 

A la vez, Kicillof retendría menos votos propios (70%) y está débil entre los indecisos (7%). Nuevamente, eso también podría ser transitorio y cambiar cuando su candidatura salga formalmente a la luz.

 

Como concluye el trabajo de RTD, “el resultado electoral dependerá en buena medida de los niveles de corte de boleta y de la potencia y dirección del efecto arrastre”.

Dejá un comentario