Powell insistió en que la Fed debe tener paciencia

El titular de la Reserva Federal se presentó ayer, sin sobresaltos, en el Senado y hoy irá a la Cámara de Representantes

27 de febrero, 2019

jerome powell Fed inflación mercados

 

Jerome Powell ratificó ayer en el Senado los motivos que sostienen la estrategia de la Reserva Federal y hoy concurrirá a la Cámara de Representantes para transmitir el mismo mensaje.

 

Según Powell, la economía estadounidense está en buenas condiciones y crecerá este año algo menos que en 2018 y que la inflación, más allá de alguna baja circunstancia se moverá en torno al 2%. Pero advirtió sobre algunos datos económicos negativos que provienen del exterior como la desaceleración de las economías de China y Europa y la incertidumbre política que generan el Brexit y las aún inconclusas negociaciones entre Estados Unidos y China para evitar una guerra comercial.

 

En un contexto de presiones inflacionarias controladas y una tendencia a que se modere el nivel de actividad, lo más razonable era hacer una pausa en el ciclo alcista de las tasas de interés en la visión de Powell. Los cambios en la política monetaria se producirán en la medida en que haya modificaciones en la situación económica y por eso no hay un sendero trazado de antemano sino que las decisiones se tomarán a medida que se vayan conociendo los indicadores.

 

Powell volvió a usar ante los senadores su palabra favorita en estos tiempos que es “paciencia” para dar a entender que la Fed no está apurada para tomar decisiones sino que se tomará el tiempo necesario para evaluar el comportamiento de la economía.

 

Por otra parte, la entidad monetaria anunciaría pronto su plan de acción para el manejo de los activos por US$ 4 billones que están en su poder.

 

La estrategia monetaria cautelosa tiene una amplia aceptación y dejó ser motivo de conflicto con Donald Trump que llegó a decir que la “Fed se había vuelto loca” cuando decidió subir la tasas sin haber, a su juicio, motivos económicos suficientes dado que la inflación estaba bajo control ye el dólar estaba fuerte.