Se redujo 12% el déficit comercial de autopartes

13 de diciembre, 2016

Datos de Adefa Producción automotriz vehículos producción

 

La industria automotriz, y por ende el sector autopartista, sigue transitando en lo esencial un sendero caracterizado por caída de la demanda brasileña, que tiene impacto en las exportaciones argentinas, importaciones que caen pero que podrían tender a subir en el corto plazo a causa de la recuperación de la producción nacional de vehículos que ya se vio en noviembre, y la fuerte presión tributaria que afecta a las pymes autopartistas.

 

Un informe de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) asegura que en los primeros nueve meses del año se redujo 12% el déficit comercial de autopartes, comparado con igual período de 2015. Sin embargo, el saldo de la balanza sectorial aún se mantiene en terreno negativo. Entre enero y septiembre el déficit comercial autopartista llegó a US$ 4.361 millones, con exportaciones por US$ 1.111 en los primeros nueve meses de 2016, que se contrajeron 15% interanual, e importaciones que cayeron 12% hasta US$ 5.473 millones.

 

Detrás de escena Para AFAC se sigue observando una fuerte correlación de las compras externas de autopartes con la producción de vehículos, que en nueve meses retrocedió 14% en la comparación interanual.

 

“La caída de las exportaciones está determinada por la caída del principal mercado externo (Brasil) y problemas sistémicos de competitividad, lo que evidencia la necesidad reducir la presión impositiva en los tres niveles de gobierno, además de focalizar fuertemente en mejoras de la productividad en las plantas (procesos, ausentismo, modernización de la organización del trabajo, costos de ART, etc.)”, explica el informe de la entidad que agrupa a los autopartistas.

 

En este sentido, se advierte que se trata de un fenómeno recurrente desde hace años. “La fuerte asociación de las importaciones y la producción de vehículos es un fenómeno de índole estructural que no ha evidenciado modificaciones en los últimos veinte años, existiendo factores macroeconómicos y microeconómicos que llevaron a dicha situación”. En este punto señala que entre estos últimos vale destacar la importancia del perfil de los proyectos elegidos para nuestro país, que suponen una suerte de exclusividad regional y el “sistema de relacionamiento entre terminales y proveedores”.

 

Socios comerciales

 

De acuerdo al relevamiento de AFAC, el 23,2% del déficit en el comercio de autopartes corresponde al intercambio con Brasil, con exportaciones que cayeron de US$ 762,1 millones entre enero y septiembre a US$ 651 millones, lo que representa una mejora del 14,5%. Las importaciones, por su parte, sufrieron un desplome del 26,8%, desde US$ 2.274,8 a US$ 1.665,4 millones. Como puede observarse, el déficit comercial sectorial con Brasil pasó de US$ 1.512,7 millones a US$ 1.014,2 millones en los nueve meses que van de enero a septiembre. Así el déficit comercial con el vecino del Mercosur se redujo en 32,9%.

 

En los meses relevados también se contrajo el intercambio comercial de autopartes con la Unión Europea, un bloque con el que las exportaciones se redujeron 4,6% en nueve meses, pasando de US$ 172,5 millones en 2015 a US$ 164,6 millones este año. En cuanto a las importaciones también se contrajeron, en este caso de US$ 1.459 millones el año pasado a US$ 1.348,1 millones, con un mejora de 7,6%.

 

En este contexto, el déficit comercial para nuestro país pasó de US$ 1.287 millones US$ 1.183,5 millones, comparando los primeros nueve meses de los años 2015 y 2016, lo que arroja una reducción del saldo de 8%. Por ello, asegura AFAC, la Unión Europea “sigue con especial inquietud y preocupación cuál es la evolución de las negociaciones entre el Mercosur y este bloque”.