Prevén más inversión en el agro

8 de diciembre, 2016

campo agro camino

 

Después de un año plagado de cambios a partir de las nuevas condiciones macroeconómicas, el sector agropecuario planifica nuevos desafíos que ya se reflejan en una campaña 2016/17 que se desarrolla a toda máquina y con un alto grado de entusiasmo por parte de los productores. Es que después de la eliminación de las restricciones para exportar y la rebaja de impuestos se produjo un boom en la liquidación de divisas – que alcanzó los US$ 23.000 millones– , se duplicó el movimiento de camiones de granos y se incrementó significativamente la intención de siembra, lo que provocó un alza en la compra de maquinaria, fertilizantes y vehículos. En este escenario, las perspectivas para el próximo año son aún mejores, o al menos así lo describió una encuesta elaborada por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), que destacó que el 56% de los empresarios socios de la entidad considera que es un buen momento para invertir en la actividad, lo que también incluye a la ganadería y lechería, dos segmentos que en los últimos años mostraron retrocesos debido a los desincentivos por parte del gobierno anterior.

 

Buen ánimo

 

El sondeo, que se realizó en los primeros quince días de noviembre y abarcó a 1.158 empresarios y 208 asesores de CREA, registró el valor máximo en optimismo desde que comenzó, en el año 2012.

 

“El relevamiento muestra el buen ánimo entre los productores y las buenas expectativas de cara al cierre de 2016”, explicó la institución, al tiempo que resaltó que, de todos modos, las cifras cayeron un poco respecto de las de mitad de año.

 

“A nivel país, el 76% de los empresarios indicaron que en un año la situación económica será mejor que la actual, un valor ocho puntos porcentuales inferior a la última encuesta de julio, que había alcanzado el 84%”, recordó. En ese sentido, explicó que “a nivel empresa, el 63% de los sondeados prevé que en 2017 la situación mejorará, lo que representa siete puntos porcentuales por debajo de la muestra pasada”.

 

La agricultura lidera

 

El sector que mayor interés despertó, como era de esperarse, fue la agricultura. El trabajo de siembra es uno de los que menos esfuerzo requieren, sobre todo por el corto tiempo que demanda para obtener resultados. Además, tanto el clima como los precios, en conjunto con las buenas condiciones de mercado, hacen pensar que nuevo ciclo dará excelentes frutos.

 

“Un aspecto que vuelve a destacarse en este contexto alentador es que el 31% de los encuestados que alquilan campos, en la campaña 2016/17 prevén incrementar su superficie arrendada en comparación con el 19% del ejercicio anterior”, destacó el informe.

 

En materia productiva, los rindes promedio para la cebada y el trigo se proyectan levemente superiores a los planificados al inicio de la temporada, mientras que en cuanto a los cultivos plurianuales – que abarcan la uva para pasa y en fresco, el olivo para aceite y aceitunas y el nogal europeo y pecán – el estado general es “de bueno a muy bueno por lo menos en el 84% de los casos, con excepción de la uva blanca”.

 

Repunta la ganadería

 

La encuesta de CREA también hizo hincapié en la actividad ganadera, que hace dos años encaró un proceso de retención de vientres para recuperar el stock y producir animales más pesados para abastecer a la exportación y al consumo interno.

 

“El 65% de las empresas prevé incrementar el 11% en promedio su rodeo”, subrayó. En tanto, indicó que la superficie de praderas y de verdeos de invierno se incrementará en el 58% y el 48% de los casos, respectivamente. “En cuanto a sistemas de producción, se planea aumentar el peso de terminación de la invernada, hasta 420 kilogramos por cabeza, debido a las condiciones de mejora del negocio”, agregó el relevamiento.

 

La lechería empieza a salir

 

“Luego de atravesar un año complejo debido a factores de coyuntura y climáticos, el 43% de los tamberos considera que es un buen momento para realizar inversiones. Esta cifra se elevó unos trece puntos porcentuales por encima del valor evidenciado en la pasada muestra de julio”, aseguró la entidad.

 

El dato no es menor si se toma en cuenta que el sector lechero encabezó cientos de protestas en reclamo de más medidas para aumentar la transparencia de la cadena y ganar rentabilidad, dada la amplia brecha que existe entre lo que cobra el productor y la góndola. Sucede también que los precios internacionales de la leche en polvo comenzaron a subir hace ya varios meses.

 

“Otro factor alentador para la actividad es que el 48% de las empresas prevén realizar un aumento en la producción respecto de la campaña 2015/16 justificado por la mejora en el precio percibido. En ese sentido, el 67% de los casos planea incrementar la producción aumentando la carga, en 8,8% promedio, principalmente con mayor número de vacas totales”, describió CREA, y estimó que la deuda de corto plazo de las firmas tamberas promediará los cuarenta y siete días de facturación, lo que significan cuatro días más a la media de los últimos dos años pero cinco días menos que lo observado en el relevamiento de julio pasado.