El BJ en modo de esperar y ver

La autoridad dejó sin cambios su política monetaria.

29 de abril, 2016

El BJ en modo de esperar y ver

El Banco de Japón (BJ) dejó como estaba su política ayer, manteniendo la actual estrategia expansiva de incrementar la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes (732.000 millones de dólares) por medio de compras de activos. Además, la tasa de interés aplicada a las reservas que los bancos depositan en el BJ quedó sin cambios, en un nivel negativo de -0,1%.

El gobernador de la entidad monetaria japonesa, Haruhiko Kuroda, dijo que el BJ estaba en una postura de esperar y ver. “Tomamos medidas preventivas al adoptar tasas de interés negativas en enero (…) ahora es el momento para ver cómo se propaga el efecto de nuestras políticas por la economía”, sostuvo.

Kuroda dio a entender que el BJ podría volver a actuar más adelante, al afirmar: “no usaremos las municiones en pequeños incrementos (…) eso no significa que una vez que tomemos medidas en determinado encuentro (del Banco Central), dejaremos de actuar en el próximo o dejar, por ejemplo, seis meses entre cambios de políticas”.

Algunos operadores esperaban que el BJ aplicara nuevos estímulos para sacar a la economía nipona de la parálisis por medio de un debilitamiento del yen destinado a impulsar las exportaciones. La falta de anuncios provocó que la moneda japonesa registrara su mayor ascenso contra el dólar en casi seis años, mientras que las acciones de la Bolsa de Tokio se hundieron.

Destacando las dificultades que enfrenta, el BJ redujo sus proyecciones para la inflación y nuevamente pasó para más adelante -en seis meses- el momento en que el ritmo de alza de precios alcanzaría su objetivo de 2 por ciento, asegurando que al menos habría que esperar hasta marzo de 2018. El mes pasado, los precios bajaron al ritmo más veloz en tres años.