El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 8°C
Tendencias

Elegir el partner tecnológico adecuado: una guía para fintechs

A pesar de los desafíos económicos, la inversión en el sector fintech se ha disparado en los últimos dos años y se prevé que alcance los US$ 124.300 millones para 2025.

Elegir el partner tecnológico adecuado: una guía para fintechs
04 abril de 2023

Por Mariano Zibecchi (*)

Conseguir el equilibrio correcto entre construir y comprar es un desafío para todas las empresas, incluidas las fintech. La industria comúnmente subcontrata servicios como la emisión de tarjetas, la billetera móvil y las comunicaciones con los clientes, y busca socios que puedan ayudar en el desarrollo de aplicaciones y productos, mantenimiento de software, ciberseguridad y cloud.

En intive, preferimos el término más colaborativo "asociación" en lugar de "tercerización". Entonces, a la hora de asociarse, deben considerarse algunas de las razones por las que las fintech pueden beneficiarse de una colaboración tecnológica de terceros.

  • Rellenar los vacíos de experiencia

En primer lugar, es importante ser autocrítico acerca de las fortalezas y debilidades del negocio. El 45% de las fintech están buscando socios para llenar los vacíos en las capacidades existentes de su empresa. Al permitir que un socio tecnológico ayude a optimizar procesos, las fintech podrán dedicar su energía a aquello en lo que se destacan.

Al elegir un socio potencial, debemos asegurarnos de que tenga experiencia y conocimientos especializados demostrables en las últimas innovaciones de alta tecnología que impulsan el rápido crecimiento del sector, como la IA. Adicionalmente, es vital ponderar su conocimiento sobre el sector fintech y hacia dónde se dirige la industria.

  • Agilidad y flexibilidad

Fintech a menudo se anuncia como el antídoto contra la inflexibilidad del sector bancario tradicional, pero esto no significa que estas empresas sean inmunes a desafíos de agilidad. Un socio tecnológico con una mentalidad y una cultura ágil podría ayudar a mantenerse flexible, lo cual es fundamental para pivotear rápidamente cuando nos enfrentamos a las condiciones fluctuantes del mercado actual.

Debemos buscar socios con experiencia en integraciones de API, microservicios y tecnologías basadas en la nube ya que ello permitirá que los productos que se crean sean fácilmente ajustables y escalables. También tenemos que asegurarnos que nuestro socio tecnológico tenga la "cultura de ingeniería de software" adecuada, es decir, solidas prácticas de desarrollo, que ayuden a garantizar la calidad del producto a entregar.

  • Riesgo y regulación

Las empresas a menudo dudan en involucrar a terceros debido a la preocupación por la seguridad de sus datos y propiedad intelectual. Esto es particularmente frecuente en el sector fintech, que maneja una gran cantidad de información financiera confidencial de sus clientes.

Sin embargo, esto no debería ser un obstáculo al momento de asociarse. Es, simplemente, cuestión de asegurarse de que el partner tecnológico cuente con protocolos de seguridad sólidos y procesos que aseguren el cumplimiento de las normativas vigentes, por ejemplo, a través de las certificaciones ISO. 

Si bien no existe un marco de regulación universal de fintech, cuanto más se desarrolla el sector, más regulado se vuelve. Un socio tecnológico correcto debería ayudar a regular y minimizar el riesgo, no a aumentarlo.

  • Foco en el usuario

El éxito de la industria fintech no se debe solo a su capacidad para ayudar al sector a ser más seguro, sino también a estar más centrado en el usuario. Las fintech han revolucionado la experiencia del usuario en la banca. Al principio, sus productos eran herramientas puramente funcionales utilizadas para la transferencia de dinero y ahora transforman por completo la relación de los clientes con sus finanzas. De hecho, casi la mitad de las fintech encuestadas subcontratan la experiencia del usuario y el 84 % considera que esta área es "crítica para el negocio".

Un socio tecnológico que prioriza las necesidades del usuario final es crucial: puede ayudar a entender las necesidades concretas de los clientes y descubrir los puntos débiles de los productos, a traves de las pruebas de usuario, así como a colaborar con el desarrollo de las experiencias de usuario que ayuden a lograr los objetivos comerciales. 

  • En conclusión

Embarcarse en una asociación tecnológica no significa a que se estén entregando partes valiosas del negocio a un tercero y renunciando al control y la responsabilidad. Elegir un socio que nos brinde una valiosa experiencia especializada, seguridad y tecnologías y equipos ágiles hará que se sienta mucho más como una colaboración que como una subcontratación.

De lo que se trata es de intercambiar experiencias, habilidades y conocimientos que fortalecen negocios y equipos. Tomando decisiones colaborativas en todas las etapas de la asociación y uniéndose como un solo equipo con un solo objetivo, podrán crearse productos digitales impactantes y emocionantes.

(*) VP Delivery Fintech Americas

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés