El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 25°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 25°C

Tras el plenario, la CGT inicia su transformación

Intenta avanzar hacia la unidad plena

31-07-2017
Compartir

Luego del plenario de secretarios generales realizado el viernes pasado en el microestadio de Ferro por la CGT, la intención del sindicalismo argentino de avanzar hacia la unidad plena quedó confirmada. Sectores críticos al triunvirato al frente de la central participaron del evento y dejaron ver que están dispuestos a unir fuerzas siempre y cuando se reformule la conducción actual. La opción que más apoyos reúne es la de avanzar hacia un liderazgo individual, aunque la falta de referentes fuertes se presenta como un obstáculo. “Sé que hay críticos a esta conducción. No seamos hipócritas. Hoy no hay un solo sindicato ni dirigente que toque pito y vayan todos al pie. Por eso hay un triunvirato”, reconoció Juan Carlos Schmid, uno de los tres jefes.

La estrategia del sindicalismo responde a un escenario de dificultades en el empleo y de amenazas concretas en el horizonte. Si bien desde el Gobierno Nacional ya se había anticipado la intención de reducir el “costo” argentino y de desbaratar a las “mafias sindicales”, luego de que se aprobó la reforma laboral en Brasil dicha intención se hizo más concreta y se espera que luego de las elecciones de octubre Cambiemos avance con las propuestas de mayor impacto.

A esta situación responde el documento que fue aprobado en el plenario del viernes pasado. “La quita o retroceso en los derechos fundamentales e históricos de los trabajadores no serán objeto de negociación alguna”, señala el texto, que consta de 10 puntos entre los que se cuentan advertencias y reclamos. “Condenamos y exigimos el cese de las abusivas intervenciones en los sindicatos y el intolerable e injustificado ataque a los dirigentes sindicales”, agrega. Por otro lado, el documento conjunto ratifica la movilización del 22 de agosto a Plaza de Mayo y anticipa la convocatoria al Comité Central Confederal, aún sin fecha.

Las presencias más notables del plenario, que tuvo lugar en el microestadio del club Ferro Carril Oeste, fueron dos. Por un lado, la del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), un agrupamiento encabezado por el taxista Omar Viviani y el ferroviario Sergio Sasia que se había mantenido al margen de la reunificación de la central, concretada en agosto pasado. Por otro lado, el de la Corriente Federal de Trabajadores, comandada por el bancario Sergio Palazzo, que si bien se mantiene dentro de la estructura de la CGT es crítica de la conducción del triunvirato, que considera demasiado blanda.

Desde la consultora política Synopsis consideraron que la lucha por la nueva reunificación está planteada entre el moyanismo (en especial los gremios del transporte, que actualmente encabeza uno de los integrantes del triunvirato, Juan Carlos Schmid) y los llamados 'gordos' e 'independientes', que impulsan al actual triunviro Héctor Daer y procurarían sumar a filo- kirchneristas de la Corriente Federal. “Para esos planes de unidad las elecciones son un obstáculo a partir de intereses político comiciales divergentes en el movimiento obrero, pero no impedirán la aplicación de un plan de lucha”, señalaron. Asimismo, evaluaron que el clima eleccionario favorecerá la protesta gremial, “pero ello no será garantía de que el verdadero objetivo pueda cumplirse y la CGT tenga otra vez un mando unificado que garantice una mejor defensa”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés