El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C

Temor al efecto PASO: proponen suspender las primarias presidenciales

25-06-2019
Compartir

“Creo necesario revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones. Es sensato suspenderlas en los cargos y provincias que no hay competencia interna. El Congreso debería trabajar en eso, para cuidar el dinero público que debe ser prioridad de una buena administración del Estado”, sostuvo ayer Alfredo Cornejo, presidente de la UCR y gobernador de Mendoza, por las redes sociales, como aval explícito a diferentes voces dentro del oficialismo que desde hace unos días pregonan por suspender las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto.

Desde la oposición ven una debilidad en la iniciativa de suspender las PASO y la califican como poco republicana.

Lo que entonces no estaba claro es que esa observación crítica se iba a convertir al rato en proyecto de ley. Con la firma de la diputada nacional jujeña Gabriela Burgos, también radical, un sector del oficialismo pretende reformular el artículo 19 de la Ley N° 26.571 de reforma política, sancionada en 2009, para dejar a un lado las PASO en esta oportunidad dado que no se dirimirán candidaturas presidenciales. El temor a que las primarias de agosto deje mal parado al Gobierno y el intento de darle más tiempo a la tenue recuperación económica que la Casa Rosada observa aparecen como argumentos, no expuestos de esta manera. Desde la oposición, por un lado, señalan la muestra de debilidad que la iniciativa implica, mientras que, por el otro, califican la jugada como poco republicana.

El proyecto

¿En qué consiste la reformulación del artículo 19? En un agregado, a modo de salvedad. “La propuesta realizada por la diputada jujeña agrega un párrafo al mencionado artículo, en el cual especifica que en el caso que no existan pluralidad de listas que compitan en forma interna dentro de los espacios políticos para los cargos nacionales, no se llevarán a cabo las PASO”, dice el comunicado que dio a conocer ayer el bloque de diputados nacionales del radicalismo. Y agrega: “Si existe más de una lista para algunos de los cargos en disputa, sólo se realizarán las elecciones en el distrito correspondiente para definir solo esas categorías y no para el restante de cargos nacionales”.

Burgos es una legisladora cercana al gobernador reelecto Gerardo Morales, por lo que es difícil pensar que no tuvo su aprobación. Lo mismo el de Cornejo, con el que pareció actuar con consonancia. Las mendocinas Pamela Verasay, en el Senado, y Claudia Najul, en Diputados, son otras de las promotoras. “No habrá internas nacionales en esta elección; las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) no tienen sentido de realizarse, no se pueden tirar más de 4.300 millones de pesos que podrían utilizarse en la construcción de hospitales, escuelas y otras obras necesarias”, había dicho la diputada nacional Graciela Ocaña, días atrás.

Desde la Casa Rosada prevaleció el silencio. El secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, hace unos días había dicho que se requeriría de “un gran acuerdo político” para poder dar de baja las primarias y tildó el mecanismo de PASO de “encuesta nacional carísima”. De hecho, el proyecto requerirá sesión extraordinaria y de mayoría especial para poder ser aprobado, posibilidad que parece difícil. Trascendió que hubo sondeos hacia el espacio de Consenso 2030, sin que se pudiera avanzar demasiado. Cerca de Roberto Lavagna saben que necesitan de más tiempo para instalar la candidatura del economista, pero no estaban seguros de acompañar la iniciativa.

Críticas

Desde el Frente de Todos, la oposición taxativa, sin matices. Pero no fue expresada públicamente con el énfasis que se esperaba. Según trascendió, podría sacar rédito extra de la imposibilidad de que la iniciativa prospere. En ese sentido, señalan dos aspectos. Por un lado, la muestra de debilidad que la iniciativa implica, a poco más de 45 días de la realización de las PASO y con la campaña y en marcha. Por el otro, el carácter poco republicano que observan en el hecho de querer modificar las reglas de juego a poco de las elecciones.

“Que los tipos que impulsaron la política para que se hayan fugado U$S 68.000 millones de la Argentina durante su gobierno, vengan a decir ahora que les preocupa el gasto de las PASO, sólo puede llevarnos a la conclusión de que están en pánico por la derrota que van a sufrir”, sostuvo la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires Fernanda Vallejos. “Me encantaría que con la misma furia pida suspender los tarifazos. No son conscientes al plantear el debate, y además ponen en peligro las instituciones democráticas”, sostuvo Marisa Uceda, precandidata a diputada nacional por la provincia de Mendoza en el mismo sentido.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés